,

El consumo desmedido e irresponsable de alcohol está médicamente relacionado con múltiples daños al organismo y desarrollo de enfermedades serias, como la cirrosis.

Por si esto fuera poco, un reciente estudio encontró que padecer cirrosis, a causa del alcohol, aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (mejor conocido por las siglas ACV).

El estudio, llevado a cabo en Estados Unidos, expuso que la cirrosis es un endurecimiento del tejido del hígado, mismo que comúnmente está asociado con un consumo desmedido de alcohol. Y este padecimiento parece aumentar las probabilidades de una persona de sufrir un ACV.

Los resultados de la investigación concluyeron que “la cirrosis se asoció con un aumento del riesgo de ACV, en particular del ACV hemorrágico”, indicó el doctor Neal Parikh, líder del estudio y médico del Hospital Presbiteriano de Nueva York y del Colegio Médico Weill Cornell, en Nueva York, Estados Unidos.

El especialista precisó que el ACV hemorrágico conforma cerca del 13% de los casos de ACV y se produce cuando un vaso sanguíneo se rompe.

Conoce más: Consejos para no excederse con el alcohol

De acuerdo con los investigadores, la relación entre cirrosis y el aumento del riesgo de ACV se puede deber a dos aspectos:

1 La capacidad alterada de coagulación propia de la cirrosis.

2 Los factores de riesgo cardíaco de los pacientes con cirrosis, como el abuso del alcohol.

El riesgo de ACV parece [aumentar] en proporción a la gravedad de la cirrosis”, apuntó tras conocer los resultados el doctor Anand Patel, neurólogo en el Instituto de Neurociencia de Northwell Health en Manhasset, en Nueva York.

La mejor manera de prevenir un ACV en pacientes que padecen cirrosis es haciendo cambios en su estilo de vida, tales como:

-Dejar de beber alcohol.

-Consumir una dieta saludable y baja en sal.

-Vacunarse contra enfermedades como influenza, hepatitis A y B, y la neumonía por neumococo.

Por otra parte, para evitar la aparición de cirrosis, la principal recomendación es no tomar alcohol en exceso y tomar medidas para evitar contraer o transmitir la hepatitis B o C.

 

Vía: Medline Plus