Skip to Content

Línea de vida

Manuales tu salud 18 a 39 años

Estos Manuales fueron elaborados por profesionales de la salud con alto nivel de formación y con distintas especialidades. En la edición, sus textos fueron preparados para su fácil lectura.

Cada Manual utiliza tres señales que ayudan a reconocer el caracter de los diferentes textos e indican si se trata de:
Algo ya conocido conocido
Una recomendación recomendación
Algo en que poner atención atención

A veces, alguna señal nos facilita la lectura y otra nos puede ayudar a poner más atención o cuidado. El uso de estos símbolos mujer o Hombre indican textos que específicamente hablan de las mujeres o de los hombres.

Señales y colores son un extra que los Manuales nos ofrecen con el fin de aprovecharlos más y de que recordemos mejor algunas de sus partes.

Datos

Datos, Evidencias, Información

Esta señal indica que el mensaje y su contenido forman parte de lo ya conocido y demostrado. Nos dice cómo son o cómo se comportan las cosas

Tips

Tips, Consejos, Sugerencias

Esta señal indica que el mensaje y su contenido son un consejo o una recomendación. Nos sugiere los cómos o los para qués de las cosas.

Atención

Ojo, Cuidado, Atención

Esta señal indica que el mensaje y su contenido son importantes y hay que ponerles atención.
Nos indica algo para tomar en cuenta o que no hay que dejar pasar.

Qué sucede en esta etapa

Qué sucede en esta etapa

  • A los 18 podemos decidir por nosotros mismos...
  • Sabemos que el cuidado de la salud depende de lo que cada quien sabe, decide y hace.
  • De los 18 a los 39 son muchos años, pero gradualmente lograremos más estabilidad emocional y autonomía.
  • El cómo nos vaya depende de lo aprendido, de la actitud y de los estilos de vida que cada quien elija. Ingresamos de lleno a la vida. De eso se trata.
  • Iniciamos una etapa con mucho vigor y muchas opciones pero, para aprovecharlas, es mejor cuidarnos y evitar algunos riesgos.

De 18 a 29, ser joven ‘adulto’

  • Para concluir la adolescencia debes pensar, sentir, actuar y ser independiente.
  • Logras definirte y relacionarte como persona autónoma con tus padres y tu familia.
  • Desarrollas una capacidad personal de compromiso.
  • Tu identidad te resulta más clara.
  • Identificas cómo quieres que sea tu vida como persona adulta.
  • Defines metas y tu estilo de vida, oficio o carrera, quizá formar una familia.
  • Todavía eres joven pero, según esto, la hormona está bajo control.
  • Es una etapa muy productiva en todos los ámbitos: escolar, familiar, social y laboral.
  • Lo malo es que a veces no nos tomamos en serio.
  • Existe la creencia de que en estos años la salud está garantizada.
  • Pretextos: la falta de tiempo o el tener mucho aguante.
  • Causas: presunción, ignorancia o rechazo a discutir la salud.

De 30 a 39: ser adulto ‘joven’

  • Te sigues sintiendo joven.
  • Existe una sensación de plenitud física.
  • Es el inicio de una etapa muy especial.


  • Es más fácil manejar y encauzar tu energía.
  • ¡Tienes más control de tu vida!
  • Los estudios y el trabajo te han formado.
  • Conoces a muchas personas.
  • Tienes más claridad respecto a lo que aspiras, lo que necesitas y lo que intentas.


  • Si aún no has iniciado una familia, es posible que ahora lo hagas.
  • Implica la llegada de uno o varios hijos, que no hace falta decirlo, consumen una gran parte energía y tiempo.
  • Es una etapa en la que se decide qué tipo de familia quisieran formar tú y tu pareja.


  • Hay muchas expectativas colocadas en ti.
  • Es probable que te impongas una fuerte exigencia para seguir avanzando.
  • Es común que te llenes de preocupaciones y tensión que pueden afectar tu salud.
  • A los 30 años da inicio una declinación de ciertas funciones y habilidades.
  • Lo irás percibiendo poco a poco. Nada grave, sin embargo.
Crecimiento y desarrollo

Crecimiento y desarrollo

Tu cuerpo

  • En general, a los 18 y 19 años las mujeres deben pesar entre 48 y 65 kg y medir entre 152 y 169 centímetros.
  • Los hombres, entre 55 y 75 kg, y de 164 a 182 cm.
  • Talla, peso y complexión dependen de la forma de vida, la herencia, los hábitos de alimentación, ejercicio, actividad, descanso, etc.
  • De 20 a 39 años hay que monitorear tu peso y tu talla de otra manera.
  • Es importante medir tu Índice de Masa Corporal (IMC):

      IMC = peso en kg / estatura x estatura:

      Divide la cantidad de kilogramos que pesas entre el cuadrado de tu estatura. Por ejemplo, si alguien pesa 85 kg y su estatura es de 1.65 m, deberá dividir 85 entre 2.89 (resultado de multiplicar 1.65 x 1.65), con lo que se obtiene un IMC de 31.4.

  • Se considera que tienes preobesidad cuando tu IMC se encuentra entre 25 y 30, y obesidad cuando es mayor a 30.
  • También puedes medirte la circunferencia abdominal (hazlo a medio camino entre el hueso de la cadera y la última costilla).
  • Si eres mujer y tu cintura mide más de 80 cm, o más de 90 cm para los hombres, significa que estás en riesgo de padecer diabetes y enfermedades del corazón.
  • Otra prueba sencilla que puedes hacer es pellizcar el grosor de los pliegues de grasa en tu cintura y abdomen. Es un método muy sencillo y puede darte una idea de si hay algún motivo de preocupación.
  • Si pellizcas 2.5 cm o más de grasa (asegúrate de no incluir músculo), hay posibilidad de que tengas demasiada grasa.
  • El peso y la talla son sólo indicadores que pueden variar. Consulta a tu médico o nutriólogo.

Consulta a tu médico o nutriólogo.
Consulta el cuadro de peso y talla para 18 y 19 años en los Anexos de esta guía.

Evolución de tus aparatos y sistemas corporales

Esqueleto

  • El crecimiento de los huesos culmina alrededor de los 25 años.
  • La altura puede seguir aumentando un poco hasta los 30 años.
  • Los huesos de la mujer son más pequeños y delgados; aunque la pelvis es más profunda y ancha.
  • La máxima cantidad de tejido óseo (hueso) se alcanza alrededor de los 20 años. Gradualmente se vuelve menos densa.

Sistema muscular

  • Los adultos alcanzan su fuerza máxima muscular a los 30 años.
  • En general, la mujer tiene una talla entre 7 y 10 cm menos que el hombre, pesa unos 10 k menos, tiene entre 4 y 6 k más de grasa y menos masa muscular.
  • No obstante, la elasticidad es hasta un 10% mayor en las mujeres, al igual que la movilidad de las articulaciones.

Sistema cardiovascular

  • La enfermedad cardiovascular es la mayor causa de muerte de las mujeres en el mundo.
  • Los hombres jóvenes tienen mayor probabilidad de presentar niveles altos de colesterol en sangre que las mujeres de la misma edad.
  • Existen también diferencias en la presión arterial que son determinadas por la edad, el sexo y el peso corporal.

Sistema gastrointestinal

  • Las secreciones digestivas disminuyen después de los 30 años.
  • Éstas influyen en la digestión y la eliminación de toxinas.
  • A las mujeres les afectan especialmente las gastritis y las úlceras.
  • Las mujeres adultas tienen tres veces más probabilidades que los hombres de desarrollar cálculos biliares.

Boca

  • Aparecen las muelas del juicio, los llamados terceros molares.
  • Es problemático si se interponen entre la mandíbula y otros molares.

Sexualidad

  • La sexualidad tiene que ver con la identidad de cada quien, con la forma de relacionarse, con las necesidades de amor y afecto, con la autoestima y con el proceso de reproducción y maternidad.

Tu mente

18 y 19 años

  • Buscas la afirmación de tus proyectos personal y social.
  • Tienes la percepción de que controlas tu vida.
  • Valoras tus capacidades, esfuerzo y habilidades (autoestima).
  • Avanzas en la elaboración de tu identidad.
  • Empiezas a tener más responsabilidades en la escuela y/o el trabajo.
  • Eres idealista y esperas buenas oportunidades de desarrollo.
  • Te interesan los temas sociales, políticos y de vanguardia.
  • Empiezas a tomar tus propias decisiones.
  • Exploras opciones sociales (buscas ingresar a nuevos círculos).
  • Te relacionas con grupos con los que tienes cosas en común.
  • Desarrollas una capacidad efectiva de autocuidado.
  • Te preocupa cuidar a las personas que son importantes para ti.
  • Te comunicas mejor con tus padres y es fácil ser amigable con ellos.
  • Puedes establecerte como pareja.

20 a 29 años

  • Tu productividad aumenta; se refleja en tu trabajo y en tu vida.
  • Piensas cómo generar ingresos y cómo lograr reconocimiento.
  • Buscas establecerte en un trabajo o en una carrera profesional.
  • El éxito laboral o profesional y los amigos son muy importantes.
  • Al trabajar sientes autoconfianza y autonomía.
  • Eres más flexible, desarrollas mayor capacidad de reflexión.
  • Eres autosuficiente y te vuelves más audaz.
  • Te gusta tener espacios de intimidad.
  • El amor y las amistades son muy importantes.
  • Al inicio de los 20’s buscas o aceptas relaciones íntimas y afectivas.
  • Pero a veces no les das mucha importancia.
  • Conforme te acercas a los 30, buscas comprometerte.
  • Te importa más el contacto humano y la satisfacción sexual mutua.
  • Es posible que mantengas una vida sexual activa con tu pareja o con quien te gustaría establecer un compromiso sentimental.
  • Quizá conozcas la maternidad, que podría entrar en conflicto con tus objetivos profesionales.

Estas descripciones no son la regla única.
Son sólo una orientación sobre lo que los expertos consideran un desarrollo psíquico y mental normal para ésta etapa de la vida.

  • Si sientes que no tienes éxito, puedes sufrir sentimientos de aislamiento, frustración, enojo, decepción.
  • Puede bajarte la autoestima y tener alguna crisis de identidad.

30 a 39 años

  • Si no lo hiciste antes, pensarás en elegir a una pareja estable.
  • Quizá fundes una familia, críes hijos, manejes un hogar, Empiezas o te consolidas en una ocupación principal.
  • Asumes responsabilidades cívicas y te integras a un grupo social.
  • Estableces una relación sana y equitativa con tu pareja —de igual a igual—, basada en el respeto y la confianza: una relación pareja.
  • Es mejor que ambos sean auténticos y comuniquen sus sentimientos.
  • Sin ser maternales o patriarcales: sin querer controlar.
  • Mujeres y hombres pueden tener problemas si no han desarrollado la capacidad de relacionarse armoniosamente con una pareja.

Si sientes presión, te alteras o no puedes dominar fácilmente tus emociones o sentimientos, es importante que acudas con un especialista.

Algunos factores que afectan la salud mental

  • El estrés es un problema frecuente debido a:
    • Tus estándares y aspiraciones son demasiado altos.
    • Tienes fuertes exigencias familiares, laborales o sociales.
    • Hay compromisos y plazos difíciles de cumplir.
    • Los cambios acelerados y los riesgos del mundo actual.
  • Otro problema es la depresión causada por frustración, aislamiento, una autoestima baja, aspiraciones irreales, estándares demasiado estrictos.

Marginación y subordinación de las mujeres: su impacto emocional

  • Las expectativas sociales imponen a la mujer una presión extra por el simple hecho de ser mujeres: una subordinación de género.
  • Con frecuencia enfrentan la disyuntiva de elegir entre las responsabilidades que implica ser madre, esposa y ama de casa con la posibilidad de crecimiento profesional.
  • Los roles y estereotipos asignados socialmente pueden provocar alteraciones emocionales por estar condicionadas a:
    • Asumir las responsabilidades domésticas.
    • Mantener una posición subordinada, dentro y fuera del hogar.
    • Asumir la responsabilidad de mediar en la vida familiar.
    • Contar con pocas opciones de desarrollo propio.
  • Además, muchas mujeres sufren discriminación de género dentro y fuera del hogar (distinción, restricción o exclusión que anula o menoscaba el pleno goce de sus derechos).
  • Las mujeres son las principales víctimas de la violencia de género (emocional, económica, institucional, física o sexual).
  • La discriminación y la violencia de género son factores que pueden desembocar en malestares o trastornos mentales.
  • Algunas mujeres presentan mayor incidencia de depresión, toxicomanía, actos autodestructivos e intentos de suicidio.
  • Estos síntomas se agravan todavía más cuando las mujeres:
    • No revelan lo que les ocurre;
    • Se duda de su credibilidad;
    • Se ignoran sus necesidades de seguridad personal;
    • Enfrentan solas su situación; y
    • No existe un sistema de reparación del daño.
  • Identidad masculina y alteraciones emocionales
  • La concepción de lo que un hombre “debe ser” —su masculinidad— está marcada fuertemente por la sociedad, la cultura y la educación:
    • Una fuerte necesidad de reconocimiento social (ya sea en la escuela, el trabajo, la familia o entre los amigos).
    • Condiciones de vida que lo impulsan a ser competitivo y a hacer demostraciones constantes de virilidad.
    • La creencia y la actitud de tener un permiso social y cultural para imponerse sobre los que considera inferiores.
    • Barreras culturales para enfrentar pérdidas, derrotas y su propia vulnerabilidad (no se permite a los hombres llorar, manifestar el dolor y la frustración).
    • La discriminación y la violencia como recursos legítimos para solucionar las diferencias (la forma de ganar es descalificar e ignorar; o bien gritar, amenazar y mostrar enojo).
    • El cuerpo vinculado con la sexualidad, la reproducción y las posibilidades de poder y dominio que éstas abren.
    • Una forma de relación desigual con las mujeres a partir de:
      • La necesidad de control y dominio.
      • El miedo a no ser suficientemente hombre.
      • El temor a ser atrapado o manipulado por ellas
  • Su salud emocional está determinada en parte por factores como:
    • La huida y el escape como recursos para protegerse.
    • No mostrarse asustado, vulnerable o necesitar de los demás.
    • Ser incapaz de reconocer o expresar ciertos sentimientos.
    • Contar con pocas herramientas emocionales.

Factores de riesgo para mujeres y hombres

  • Un factor de riesgo es algo que aumenta la posibilidad de que se produzcan resultados no deseados o un daño.
  • De 18 a 39 años los riesgos están ahí, son importantes.
  • Los posibles riesgos son las relaciones desiguales de género, los embarazos no deseados, las infecciones de transmisión sexual (ITS), los trastornos alimentarios (obesidad, bulimia y anorexia) y las prácticas que causan adicciones (tabaco, alcohol y otras drogas). Hay que informarse y estar alerta.

Sexualidad

Las diferencias

  • La sexualidad no es lo mismo para ambos sexos, no se vive, se anhela ni se percibe de la misma manera.
  • Mujeres y hombres, además de sus claras diferencias fisológicas tienen distintos niveles de maduración ...y de riesgo.
  • Sus creencias, necesidades, afectos y actitudes ante la sexualidad se construyen de manera muy diferente.
  • Mujeres y hombres están expuestos a diversas influencias y modos de pensar: valores, roles, estereotipos, modas y modelos.
  • Algunos son parte de su proceso formativo y cultural (familia, amigos, escuela, grupos).
  • Otros son reforzados continuamente en los medios de comunicación.
  • La mayoría de los hombres centran la sexualidad en sus genitales y en ciertas zonas del cuerpo de la pareja; algunas mujeres también.
  • Las mujeres arriesgan más y ponen más en juego. Generalmente buscan experimentar en una búsqueda hacia el amor maduro. Algunos hombres también.

Las creencias y las actitudes

  • En general, los hombres se sienten excitados y buscan una descarga mediante el orgasmo: buscan el gozo sexual como una meta en sí. Algunas mujeres también.
  • ‘Solo sexo’ es la expresión habitual, también: ‘sexo sin compromiso’.
  • Es una forma muy común de experimentar y disfrutar la sexualidad.
  • Sin embargo, pensar que en el gozo sexual no hay sentimientos involucrados es una creencia imprecisa.
  • La simple atracción mutua ya está cargada de modelos y aspiraciones de uno o de ambos lados, es decir, hay necesidades afectivas en juego.
  • Muchos no involucran sus sentimientos o los guardan para otras ocasiones, algunos los reprimen o hasta los esconden.
  • Esto dirige la personalidad a ser introvertidos, a bloquear las emociones o hacia los miedos y las inseguridades, por lo que más tarde puede tener otras repercusiones y efectos psicológicos.
  • Quizás este ‘gozo’ sirve como antesala a un ‘placer’ más pleno que se alcanza mediante el intercambio abierto y recíproco no solo de sensaciones sino de intenciones y sentimientos mutuos. La parte emocional, intelectual y espiritual, juegan un papel dominante para vivir la sexualidad plenamente como expresión del amor humano.
  • En ellas, el deseo sexual generalmente es una mezcla de sensaciones fisiológicas y psicológicas acompañada de fantasías eróticas, sentimientos y necesidades afectivas.
  • También algunos hombres más ‘románticos’ prefieren, buscan o necesitan una relación afectiva además de sexual.
  • En esto, el principal riesgo emocional es idealizar a la pareja.
  • Otros riesgos emocionales muy comunes se generan cuando se pone toda la autoestima en juego o se tienen demasiadas expectativas de dominio o de protección, o hasta de amarrar un compromiso.
  • En cualquier caso, lo fundamental es que las dos partes estén seguras de sí mismas, protegidas, se brinden satisfacción.

Las riesgos y los daños

  • Conscientes o no, en las relaciones sexuales están presentes varios impulsos no muy convenientes:
    • El asegurar que no nos va a pasar nada;
    • El no calcular bien los periodos de fertilidad;
    • El apostar a que a ellos no les va a tocar;
    • El minimizar la posibilidad real de un embarazo;
    • El menospreciar la posibilidad de pasarse una ITS;
    • El seguir los modelos impuestos por la moda y los medios;
    • El creerse mitos inalcanzables como el cuerpo perfecto, potente o sensual.
  • Los riesgos de las relaciones sexuales se materializan cuando se practican sin cuidados, sin respeto.
  • Los riesgos suelen acrecentarse cuando se asumen a lo loco, como una reacción desesperada o como un escape ante los conflictos o el desacuerdo con los adultos, la escuela, los amigos o la pareja.
  • Para enfrentar y evitar los riesgos no solo se trata de estar informados sino de tomar decisiones con dignidad, respeto, responsabilidad y, sobre todo, con mucho carácter y firmeza.
  • Para contrarrestar los daños se requiere diálogo, confianza y comprensión a toda prueba; afecto leal y desinteresado, centrado en quien lo necesita.
Alimentación

Alimentación

  • Cerca del 70% de los mexicanos, casi 80 millones de personas, tiene problemas de sobrepeso (cerca del 40%) o de obesidad (32%) (ENSANUT 2012).
  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), México ocupa el primer lugar en el escalafón mundial en estos rubros.
  • Los hombres y las mujeres que tienen más grasa abdominal tienen también un mayor riesgo de desarrollar a corto y mediano plazos:
    • Glucosa en ayunas > de 126 mg/dl, resistencia a la insulina;
    • Riesgos cardiovasculares, hipertensión arterial;
    • Colesterol de alta densidad y concentraciones elevadas de grasas en la sangre (como triglicéridos).
  • Al conjunto de estas condiciones se le llama síndrome metabólico. Que puede conducir a diabetes y enfermedades cardiovasculares.
  • Una adecuada nutrición depende de tu talla, peso y del tipo de actividad que realizas.
  • Cerca del 55% de las calorías deben ser aportadas por carbohidratos, 30%, por las grasas, y 15%, por proteínas.
  • Es necesario que el cuerpo se encuentre continuamente hidratado.
  • Cada día hay que tomar unos 2 litros de agua.
  • El sobrepeso y el exceso de grasa no siempre significan lo mismo.
  • Algunas personas pueden ser musculosas, por lo que su peso es mayor al peso promedio.

Para una persona con actividad moderada, la recomendación es:

Leche y derivados

2 a 4 vasos de leche todos los días.
30 gr de queso o un yogurt = un vaso de leche.

Carnes y pescados

Una porción mediana al día, asados o a la plancha; procura alternar diferentes tipos.

Huevos

Uno de 2 a 3 veces por semana.

Legumbres

½ a una taza por semana; incluirlas cocidas.
Combínalas con cereales.

Cereales o sopas

1 taza todos los días. Combínalas con legumbres.
Una pieza o 2 rebanadas o 4 tortillas.

Verduras

3 platos todos los días: crudas o cocidas, de cualquier color.

Frutas

3 piezas pequeñas por día: incluir cada día frutas maduras de cualquier color.

Grasas adicionales

Aceite o mantequilla: 1 cucharada sopera por día = una rebanada de aguacate.

Sal

No más de 5 gramos de sal (cloruro de sodio) por día, si se tiene hipertensión no más de 4 gm de sal por día (cada 1000 mg de sal contiene 400 mg de sodio).

¿Qué comer?

  • Es importante que le des a tu cuerpo lo que requiere.
  • Es recomendable una alimentación moderada, comer en horarios regulares y que tu dieta sea equilibrada entre los distintos grupos de alimentos.
  • La actividad que realizamos durante el día requiere que el desayuno nos aporte mucha energía, que la comida sea ligera para que nos permita continuar nuestras labores y la cena sea un mero refrigerio.
  • Dependiendo de los espacios entre las tres comidas y de lo que consumamos en ellas, es recomendable realizar una o dos colaciones intermedias: poco calóricas.
  • Una cena ligera, a hora temprana, ayuda a descansar mejor: frutas y ensaladas, verduras o sopas.
  • La cena sirve para equilibrar la dieta y consumir los alimentos que no consumiste durante el día.
  • Si no los comiste a mediodía puede incluir un huevo o una ración de 60 g —lo que cabe en un puño— de pescado o carne.
  • Se recomienda no comer más de 400 gramos de carne roja, por semana (incrementa riesgo de ciertos tipos de cáncer).
  • Muchos comen de más por ansiedad o para premiarse, a veces por costumbres o hábitos que vienen de casa o se copian en el trabajo.
  • Los excesos tienen un triple efecto:
      a) se acumulan como grasa;
      b) circulan por la sangre en forma de azúcares o lípidos, por lo que las arterias se tapan o se endurecen; y
      c) hacen que órganos como el hígado, los riñones, el páncreas o la vesícula trabajen de más y se deterioren poco a poco.
  • Los desayunos, colaciones —o lunchs—, meriendas o cenas a base de pan, galletas o cualquier tipo de harinas o frituras acompañadas con refresco o bebidas endulzadas solo aportan una energía momentánea.
  • El cuerpo se malacostumbra a no procesar los nutrientes y a demandar calorías fáciles a cada rato (es como un vicio) y, en consecuencia, almacena los sobrantes como grasa corporal.
  • Cuando no se desayuna bien o no se come a sus horas los niveles de azúcar en la sangre bajan drásticamente por lo que el cuerpo, sin energía, pide alimentos altos en azúcar y grasa (se refuerza el vicio de la caloría fácil).
*/ La Asociación Americana para la investigación del Cáncer recomienda no comer más de 400 gm de carne roja por semana. Lo rojo de la carne, contiene un ingrediente (Hem) que promueve cáncer de colon en ambos sexos.
Higiene y Salud

Higiene y Salud

Acude a revisión médica por lo menos una vez al año.

Visitas al médico

El médico...

  • Mide el peso, la talla y la presión arterial y el sonido pulmonar.
  • Explora cada ojo por separado; en su caso, te envía al oftalmólogo.
  • Hace una exploración auditiva, cada oído por separado.
  • Valora alimentación y niveles de actividad física; en su caso, te envía con el nutriólogo.
  • Valora hábitos de sueño e higiene. Te orienta al respecto.
  • Revisa los testículos para detectar posibles hernias o enfermedades.
  • El odontólogo hace una exploración para detectar sarro, inflamación de las encías, caries, espacios entre los dientes, frenillos, mordida chueca; aplicará flúor si es necesario.
  • Solicita exámenes de laboratorio cuando sea necesario con el fin de medir glucosa, colesterol y triglicéridos, así como para detectar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Cuando sea necesario, solicita exámenes para detección de cáncer.
  • Comenta si te ha salido alguna mancha, bolita, absceso o lunar que esté creciendo en cualquier parte de tu cuerpo.
  • Revisa el esquema de vacunación, aplica la vacuna necesaria y registra en la Cartilla Nacional de Salud.

Si tienes una vida sexual activa, revisará lo siguiente:

  • Presencia de infecciones de transmisión sexual o ITS y VIH/SIDA.
  • Identificación de conductas de riesgo. Te proporcionará información sobre salud sexual y promoverá el uso adecuado del condón.
  • Métodos de planificación familiar: para las mujeres, anticonceptivos orales, inyectados DIU; para los hombres, vasectomía; para ambos, uso del condón. En caso de usar hormonas anticonceptivas, es necesario consultar a un especialista acerca de las posibles consecuencias clínicas.
Signos de alerta

Signos de alerta

Consulta al médico de inmediato

  • Problemas de la vista.
  • Problemas del oído.
  • Sed o hambre excesivos.
  • Problemas digestivos.
  • Problemas respiratorios.
  • Caries o dolor de dientes y muelas.
  • Dolores de cabeza constantes.
  • Dolor de pecho.
  • Dolor abdominal persistente.
  • Irregularidades en la menstruación.
  • Dolor en la parte inferior del abdomen, sensibilidad durante tus exámenes médicos.
  • Sensibilidad en el cérvix durante exámenes médicos.
  • Olor inusual y/o desagradable del flujo vaginal.
  • Valoración de posible infertilidad.
  • Sangrado vaginal entre los ciclos menstruales.
  • Dolor al tener relaciones sexuales.
  • Presencia de nódulos o “bolitas” que antes no tenías.
  • Hemorragias o secreciones sin causa evidente.
  • Dolor testicular.
  • Salida de líquidos por el pene.
  • Dolor, ardor o inflamación alrededor de los órganos sexuales.
  • Úlceras, ronchitas o ampollas alrededor de los órganos sexuales, boca o ano.
  • Cambios en color y olor de la orina; orinar frecuentemente, dolor y/o ardor al orinar.
  • Alteraciones y cambios en la piel tales como verrugas o lunares.
  • Úlceras en la piel que no cicatrizan.
  • Fiebre por causa desconocida.
  • Irritabilidad, angustia, problemas para dormir.
  • Sueño excesivo, debilidad generalizada.

Exámenes médicos y de laboratorio

  • Las pruebas de diagnóstico pueden descubrir enfermedades en sus primeras etapas, cuando es más fácil tratarlas.
  • Habla con tu médico para saber cuáles son las adecuadas para ti, cuándo y con qué frecuencia debes realizártelas.
  • Algunas personas necesitan hacerse ciertas pruebas con mayor antelación o con más frecuencia que otras.

Vacunación

  • A los 18 años ya debes tener completas todas las vacunas y refuerzos.
  • Si te falta algún refuerzo, acude a un centro de salud o con tu médico para que te lo aplique cuanto antes.
  • Consulta el cuadro en los Anexos de esta guía.

¿Qué te ocurre en esta etapa?

  • Los temas que interesan de manera particular a las mujeres adultas son los que se relacionan con la salud sexual y reproductiva, entre los que se cuentan:
    • La planificación familiar;
    • Las infecciones de transmisión sexual, el VIH/SIDA;
    • La infertilidad y el embarazo;
    • El parto y el puerperio; y
    • El cáncer de mama y el cérvico-uterino.
  • Los hombres, por su lado, deben prestar una atención especial a:
    • El auto-examen testicular;
    • El sobrepeso, la obesidad y la diabetes;
    • El cuidado de la salud sexual para prevenir ITS y VIH/SIDA;
    • El cáncer de piel;
    • La impotencia y la disfunción eréctil.
  • Mujeres y hombres tienen, además, el gran reto de vencer problemas como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y otras adicciones.
  • Otro tema central para esta etapa es el que se relaciona con la imagen corporal que difunden los medios.
  • A la mujer se le ha hecho creer que existe una relación entre la belleza y el estar delgada hasta el extremo.
  • Bajar de peso se vuelve una obsesión.
  • Algunas mujeres llegan a desarrollar patologías como la anorexia y la bulimia.
  • También ocurre lo contrario: mujeres y hombres descuidan su alimentación, se provoca un desequilibrio entre lo que comen y su gasto de energía: desarrollan preobesidad e incluso obesidad.
  • Los riesgos y las causas de las principales enfermedades y causas de muerte que afectan a mujeres y hombres en estas edades:
    • De los 18 a los 29 se encuentran los accidentes y homicidios, los tumores malignos, el embarazo, el parto y el puerperio, las enfermedades del corazón, el suicidio, la insuficiencia renal, la diabetes y el SIDA.
    • De los 30 a los 39 se agregan las enfermedades cerebrovasculares, la cirrosis y otras enfermedades del hígado y el síndrome de dependencia al alcohol.
  • Muchas de estas causas de fallecimiento e incapacidad pueden evitarse, prevenirse o retrasarse con un diagnóstico y un tratamiento tempranos.

Temas importantes de salud, de 18 a 39 años...

  • Obesidad y diabetes
  • Hipertensión y riesgos cardiovasculares
  • Cánceres de cuello uterino, mama, piel, colon y recto
  • Prevención: auto examen de senos o de testículos
  • Salud sexual y reproductiva
  • Embarazo e infertilidad
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Eyaculación precoz, disfunción eréctil
  • Grupos de alimentos, nutrientes, vitaminas...
  • Trastornos depresivos
  • Relaciones desiguales
  • Tabaco, alcohol y otras adicciones

Consúltalos con mayor detalle en www.clikisalud.net

Riesgos reales

Tabaquismo

  • El tabaco es el primer factor de riesgo prevenible de cáncer, en especial de pulmón, de garganta y de vejiga.
  • Además, fumar aumenta el riesgo de padecer enfisemas o enfermedades cardiopulmonares.
  • Cada 10 minutos ocurre una defunción asociada con esta adicción: es la quinta causa de muerte en México.
  • Una persona que fuma vive de 7 a 10 años menos que una que no lo hace.
  • El humo del tabaco contiene numerosos gases y partículas, incluyendo un sinnúmero de componentes tóxicos capaces de provocar daños por inflamación, irritación, alergia, sofocación y carcinogénesis.
  • Tanto los fumadores activos como los pasivos absorben estos componentes.
  • Muchos de estos, como el monóxido de carbono, entran en la circulación y se distribuyen en todas las células del cuerpo intoxicándolas.
  • Otros componentes, principalmente la nicotina, tienen efectos tranquilizantes y antidepresivos, que son los que crean la dependencia y la adicción.

Alcoholismo

  • El alcohol es un depresivo del sistema nervioso central y actúa directo en el cerebro.
  • El alcoholismo es una dependencia o adicción, no es un problema moral, es una enfermedad que necesita ser tratada por profesionales.
  • La persona no puede controlar el consumo de alcohol, lo hace cada vez con más frecuencia y siempre de manera excesiva.
  • Es necesario estar alerta y evitar el uso de alcohol para disminuir el estrés, el enojo o la tristeza. La depresión es también una causa común que lleva a su consumo.
  • Tomar excesiva y prolongadamente obliga al organismo a requerir cantidades cada vez mayores para sentir los mismos efectos.
  • A esto se le llama tolerancia aumentada.
  • Es un mecanismo adaptativo que llega a un límite en el que se invierte: el hígado ya no es capaz de procesar el alcohol.
  • Así, el alcohol se queda en la sangre y la persona se emborracha casi desde que empieza a tomar, ya ni siquiera puede probarlo.
  • Es por ello que quienes presumen de tolerar más alcohol llevan en sí mismos el riesgo de una alcoholización crónica.

Otras adicciones

  • Al igual que con el alcohol, consumir drogas no es un problema moral, es una enfermedad. Los estados mentales y emocionales con ansiedad, miedos o fobias así como la depresión pueden ser causa del consumo de estupefacientes.
  • Las drogas no solo generan adicción bioquímica sino también psicológica. Por ello se generan cuadros muy difíciles de manejar y su rehabilitación resulta muy compleja.
  • Es necesario estar alerta y estar seguros de que sí hacen daño.
  • Las drogas sobreestimulan y desgastan el sistema nervioso central o el sistema nervioso simpático.
  • Algunas actúan en los neurotransmisores cerebrales.
  • Al igual que el tabaco y el alcohol, las drogas no solo generan adicción a la estimulación fácil y a la evasión sino que, además: los efectos de su abstinencia potencian los miedos y las fobias, las obsesiones y las compulsiones, los delirios y los demás problemas emocionales que están en el origen o detrás de su consumo.
  • Esto fortalece aún más la dependencia hacia ellas.
  • El peligro no solo se relaciona con la gran dependencia y los daños que desarrollan, sino con la destrucción de la vida social, escolar y familiar.
  • Una parte del problema, quizá la más profunda, atañe a los enfermos de adicción: es una cuestión psicológica y bioquímica cuyos efectos y causas es mejor enfrentarlos caso por caso y casa por casa.
  • Cada persona, su entorno familiar y medio social son distintos.
  • La otra parte es un verdadero problema ético y de alguna manera los consumidores participan en ello, los de aquí y los de otros países:
  • Si una buena parte del consumo es para pasársela bien, solo o acompañado, en reuniones, fiestas o fines de semana... Esta cultura de necesito un aliviane ¿es la que a final de cuentas da pie al ambiente de violencia, inseguridad e ilegalidad que el mundo del narco impone?

Própositos y hábitos

Própositos y hábitos

¿Qué puedes hacer por ti y tu salud?

Fomenta

  • La búsqueda de información sobre auto-cuidado.
  • Visitar al médico una vez al año y hacerte los estudios necesarios.
  • Cooperar con tu familia, de manera económica y con tareas en casa.
  • Ejercicio 3 veces por semana durante por lo menos 30 minutos.
  • Tu autoestima y tu desarrollo social.

Mantén

  • El báño diario y el cambio de ropa todos los días. Cuida tus genitales.
  • El lavado los dientes tres veces al día, utiliza hilo dental.
  • Una alimentación adecuada en horarios, cantidad, calidad y variedad.

Evita

  • Fumar. Si lo haces, respeta los demás. No fumes en lugares cerrados.
  • Fumar si estás embarazada: recuerda que ocasiona problemas al bebé.
  • Tener relaciones sexuales sin condón.
  • Caer en adicciones, fortalece tu voluntad y dí no. Busca otras salidas para relajarte.

Procura

  • Beber con moderación; si bebes alcohol no manejes
  • Hacer actividades que puedan ocasionar(te) un accidente.
  • Hacerte el auto-examen de mama o testicular cada mes.
  • Realizarte el Papanicolaou en la fecha en que debas hacerlo.
  • Revisar tu piel en busca de marcas anormales.
  • Acudir con el médico si presentas algún síntoma de eyaculación precoz o de disfunción eréctil.
  • Descubrir actividades sanas como: deporte, lectura, música, caminata y ejercicios de respiración o meditación.
  • Manejar el estrés, el fracaso o la frustración sin que ello te lleve a desarrollar un sentido de superioridad o de inferioridad.
  • Utilizar métodos de planificación familiar y de protección para prevenir ITS.
  • Hablar con tu pareja sobre salud sexual y reproductiva.
Mitos y realidades

Mitos y realidades

Mitos Mitos

Realidades Realidades

Tener cáncer de pecho es estar sentenciada a muerte.

Falso. Hace tiempo era diferente, pero hoy en día el cáncer se puede detectar y tratar en su fase temprana, antes de que se extienda.

Con senos grandes se corre más riesgo de cáncer de mama.

Falso. El tamaño de los senos no tiene ninguna relación con el riesgo, si bien los senos grandes son más difíciles de examinar.

Los antitranspirantes y los sostenes con alambre causan cáncer de mama.

Falso. Estos rumores se extendieron con rapidez, pero no hay ningún estudio que los haya demostrado.

Amamantar es una protección segura contra el cáncer de mama.

Falso. Tener hijos y amamantarlos antes de los 30 años reduce el riesgo de cáncer, pero no es una garantía. Es necesario realizarte una mamografía una vez al año.

Si no palpas ningún bulto o bolita en el seno, no tienes cáncer.

Falso. La mamografía detecta muchos cánceres pequeños antes de que puedas identificarlos con el tacto..

Los anticonceptivos provocan cáncer de pecho.

Falso. Antes las píldoras anticonceptivas contenían dosis más altas que representaban mayor riesgo. Ahora las dosis son menores..

Un nódulo en el seno significa cáncer.

Falso. Ocho de cada diez nódulos son benignos o no cancerosos.

No es necesario el Papanicolaou cuando eres muy joven.

Falso. El primero debe hacerse a los 20 años o tres años después de tener relaciones. Aun con la vacuna contra el VPH es necesario hacerse pruebas regularmente.

Si el Papanicolaou resulta anormal, quiere decir que es cáncer.

Falso. El resultado puede ser positivo a displasia, pero eso no significa que ya tengas cáncer. Si la prueba resulta positiva, te enviarán a que te hagan otros estudios y te den tratamiento.

Toda disfunción eréctil es ocasionada por el cansancio.

Falso. Existen factores psicológicos ligados a la ansiedad y la depresión así como conflictos con la pareja que pueden originarla.

Eyacular pronto es por inexperiencia, estar muy excitado, o por un glande muy sensible.

Falso. Nada de esto es cierto. Tampoco lo es la debilidad en los nervios del pene a causa de la edad. La eyaculación prematura es un problema de salud.

El condón no siempre protege de las ITS; en cambio, si lo usas, no disfrutas.

Falso. Los motivos de estas afirmaciones son la falta de información, creencias religiosas y el machismo. El uso correcto del preservativo evita embarazos no deseados, protege de las ITS y previene el VIH.

Sólo un pene grande satisface a la mujer

Falso. Un estudio señala que para el 90% de las mujeres la satisfacción sexual no depende de ello; lo importante es la forma de hacerlo.

Eyaculación es sinónimo de orgasmo.

Falso. El autocontrol en la respiración aumenta intensidad y duración del orgasmo.

La primera vez con las drogas no genera adicción.

Falso. Depende del tipo de droga: se puede caer en la adicción desde la primera vez.

Los espermatozoides viven en el cuerpo de la mujer hasta 10 días.

Cierto. El esperma es fértil entre 48 y 72 horas; pero los espermatozoides pueden quedar vivos hasta 10 días.

Revolver bebidas hace que te emborraches más rápidamente.

Falso. Lo que intoxica no es la mezcla sino la acumulación de alcohol en la sangre y ésta depende la cantidad y la velocidad con la que se bebe.

Un baño con agua fría y una taza de café te quitan la embriaguez.

Falso. Lo único que funciona es el tiempo y, dado que el alcohol deshidrata, tomar muchos líquidos no quita la embriaguez pero sirve para después sentirte mejor.

Las que padecen depresión son las mujeres.

Falso. Aunque menos, los hombres también la padecen. Se manifiesta al trabajar en exceso, irritabilidad y hasta con violencia.