El hogar promedio puede estar lleno de sustancias que son potencialmente tóxicas.

Estas sustancias pueden estar al acecho en los materiales de construcción, los utensilios de cocina, los productos de limpieza, las cortinas de baño, los muebles, las alfombras y otros artículos comunes; así lo señalan los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH).

La eliminación de estas sustancias puede ayudar a que tú y tu familia estén más seguros, afirma la agencia. Por ello, aquí te dejamos las siguientes sugerencias:

  1. Limpia con productos que estén específicamente etiquetados como no tóxicos.
  2. Limpia el polvo con un trapo húmedo.
  3. Usa un trapeador húmedo para limpiar los pisos.
  4. Aspira con un filtro de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA).
  5. Abre una ventana o usa un ventilador para mejorar la circulación del aire.
  6. Dale un mantenimiento adecuado al sistema de ventilación de tu hogar.
  7. Lávate las manos y las de tus hijos con frecuencia.

Conoce más: 5 consejos para usar productos de limpieza sin contaminar

Recuerda que la contaminación química es uno de los problemas ambientales actuales de mayor impacto en el mundo. Dicha contaminación constituye una alteración de nuestro entorno.

Los expertos consideran que las sustancias químicas presentes en todo tipo de productos de consumo cotidiano constituyen una de las principales fuentes de contaminación. Por ello, todos los hogares deben desarrollar una cultura de seguridad química, a fin de prevenir riesgos a la salud y al ambiente haciendo un consumo responsable, particularmente de los productos que contienen sustancias corrosivas, tóxicas o inflamables, las cuales se convierten en residuos peligrosos.

 

Vía: Health Day News / Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo