,

Cuando se trata de conectar cuerpo y mente, el yoga y el método pilates superan a otras actividades físicas. Ambas se basan en movimientos y posturas benéficas para la salud integral, entonces ¿cuál elegir?

A decir del experto Joan Claraso, el propósito del yoga es llegar a la mente a través del cuerpo. “Se sirve de los movimientos para conocerte mejor y profundizar en tu interior a través de la concentración y meditación”. Por su parte, el pilates engloba una gimnasia especializada en la que se trabaja la fuerza, la flexibilidad y el control corporal. Permite desarrollar la fortaleza de los músculos del tronco, aumentar la flexibilidad y mejorar la postura de tu cuerpo.

Según especialistas en el tema, el yoga toca el lado espiritual y personal de cada persona; mientras que el método pilates se enfoca en el aspecto físico de la relación entre cuerpo y mente. Otra diferencia importante es la manera en la que se utiliza la respiración, una normal en el caso del yoga y una abdominal en el caso de pilates.

Conoce más: 4 beneficios a la salud de practicar Pilates

Similitudes

1. Ambas actividades han sufrido una evolución, por lo que ofrecen diversas alternativas de entrenamiento. Existen tipos de yoga que utilizan máquinas, herramientas o prácticas propias del pilates.
2. Ninguna de las dos prácticas es de alto impacto, motivo por el que los médicos las recomiendan como reparadores fisioterapéuticos.
3. Tanto el yoga como el método pilates unen la mente y el cuerpo.

Para elegir uno de estos ejercicios, es importante conocer tus necesidades específicas. Comienza por establecer tu estado mental y emocional. Si padeces algún trastorno mental, como depresión o ansiedad, es recomendable inclinarse por el yoga. Si presentas un problema físico, lo ideal será que pruebes el método pilates. ¡No te limites! Si es posible, experimenta ambas actividades.

 

Vía: BBC Salud