,

La motivación para mejorar la salud y otros aspectos de la vida puede venir de muchos lados, ya sea de la familia, los amigos o los medios de comunicación. Desafortunadamente, existe una tendencia a destacar la importancia del físico y los estándares de belleza, situación que pone en peligro la salud de los adolescentes.

De acuerdo con especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el estilo de vida actual, las modas y el acelerado ritmo de competitividad, influyen negativamente en el desarrollo de las jóvenes. Anorexia, bulimia, estrés, depresión, infecciones de transmisión sexual, así como embarazos no deseados, son algunas de sus consecuencias.

La adolescencia es considerada la etapa más importante del desarrollo. No obstante, suele verse sacudida por problemas propios de la adultez —como el trastorno de ansiedad y el estrés crónico—, lo cual podría evitarse a través de una buena comunicación en el núcleo familiar, según la especialista Xóchitl Valenzuela González.

Aunque parece que el problema radica sólo durante esta etapa de la vida, un adolescente con problemas alimenticios corre el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cálculos renales, osteoporosis, entre otras afecciones médicas.

Conoce más: ¿Qué tan saludables son las nuevas dietas y modas en alimentación?

Existe otro tipo de factores que daña la salud de los jóvenes, ejemplo de ello son las adicciones. De acuerdo con el Sector Salud, en México hay más de 14 millones de fumadores y, de esa cifra, un millón son jóvenes menores de 18 años de edad.

Recomendaciones

Es importante que como padre establezcas una comunicación abierta que permita el libre tránsito de ideas o sentimientos que afectan a tus hijos. Ofréceles tus consejos y procura entender sus problemas. De ser necesario, busca atención multidisciplinaria con médicos, psicólogos y nutriólogos.

 

Vía: Notimex