,

Ya sea en su estado natural o en forma de vino, las uvas aportan muchos beneficios para la salud. Por años, se han estudiado sus propiedades, ligadas a su alto contenido en vitamina E, flavonoides y ácido linoleico, sin olvidar el resveratrol, un valioso antioxidante presente en este fruto.

Además del fruto en sí, las hojas y otras partes de las uvas contienen propiedades valiosas, tal es el caso del extracto o aceite de semilla de uva. De acuerdo con investigadores, tomar extracto de semilla de uva puede aumentar sustancialmente los niveles de antioxidantes en la sangre.

Los antioxidantes son sustancias que destruyen los radicales libres, compuestos dañinos que dañan el ADN y causan envejecimiento celular, así como enfermedades cardíacas. Aunque no hay pruebas suficientes para determinar si tomar extracto de semilla de uva puede reducir el colesterol, varios estudios muestran resultados prometedores y el tema se sigue investigando.

Conoce más: Uvas rojas y moras azules, ¿pueden cuidar la salud de tus pulmones?

Evidencias

  • Un estudio en el que participaron personas con colesterol alto analizó si tomar extracto de semilla de uva y cromo podría reducir el colesterol. Se comprobó que esta combinación fue más efectiva que la semilla de uva sola o el placebo para reducir el colesterol LDL o “malo”.
  • Otra investigación analizó los efectos del extracto de semilla de uva en la descomposición de las grasas en la sangre. Para observar el efecto, 24 fumadores sanos tomaron placebo o 2 cápsulas de extracto de uva, 2 veces al día durante 4 semanas. Según los resultados, los niveles de colesterol LDL o «malo» fueron más bajos en los que tomaron el suplemento de semilla de uva.

Es importante considerar que el extracto de semilla de uva puede afectar el efecto de los medicamentos que descompone el hígado. Antes de tomar algún suplemento con este ingrediente, o cualquier otro, consulta a tu médico. 

 

Vía: Hola Doctor