ninos-bicicleta-iEl moverse en bicicleta tiene muchos beneficios. La organización civil Bicitekas señala que el ciclismo favorece la convivencia urbana, disminuye la emisión de gases de efecto invernadero y el ruido, reduce los accidentes de tráfico y los embotellamientos, es una manera de ahorrar energía, incrementa la salud y evita situaciones que favorecen el estrés, entre muchas otras.

El Manual del ciclista urbano de la Ciudad de México, publicado por el gobierno de la Ciudad de México, Bicitekas y otras organizaciones, recomienda como medidas de seguridad: Voltear y -si se requiere- detenerse antes de incorporarse al tránsito; no circular en sentido contrario; respetar los semáforos; poner especial atención en entradas y salidas de estacionamientos; mantenerse atento en las intersecciones donde los coches den vuelta a la izquierda o derecha. El manual también recomienda practicar y aprender de la experiencia para evitar los percances en el futuro.

El Reglamento de Tránsito Metropolitano también tiene una serie de obligaciones y prohibiciones para que el andar en bicicleta sea seguro.

Obligaciones.

• Respetar las señales de tránsito y las indicaciones del personal de apoyo vial. (Art. 29, fracc. I)
• Circular en el sentido de la vía (Art 29, fracc. II)
• Llevar a bordo de la bicicleta sólo al número de personas para el que exista asiento
disponible (Art 29, fracc. III)
• Circular solamente por un carril (Art. 29, fracc. V)
• Rebasar sólo por el carril izquierdo (Art. 29, fracc. VI)
• Usar aditamentos o bandas reflejantes para uso nocturno (Art 29, fracc. VII)
• Circular preferentemente por las ciclovías (Art. 29, fracc. VIII)
• Indicar la dirección de tu giro o cambio de carril, mediante señales con el brazo y mano (Art
29, fracc. X)
• Compartir de manera responsable con los vehículos y el transporte público la circulación en
carriles de la extrema derecha. (Art. 29, fracc. XI)

Entre las prohibiciones que el Reglamento señala para los ciclistas están el circular por carriles interiores y centrales de las vías de acceso controlado y donde se indique a través de señalamiento, salvo en los casos que las autoridades indiquen lo contrario en horarios y días permitidos; circular entre carriles, esto solamente se permite cuando el ciclista se encuentre con tránsito detenido y busque colocarse en un lugar visible para reiniciar la marcha; circular por los carriles exclusivos para el transporte público de pasajeros; circular sobre banquetas y áreas peatonales; transportar pasajeros en el espacio entre el ciclista y el manubrio; transportar carga que impida mantener las dos manos sobre el manubrio y con un control adecuado y sujetarse de otros vehículos en movimiento.

Otras recomendaciones son el utilizar ropa adecuada para el clima y siempre utilizar un casco, también se recomienda no utilizar audífonos para poder así escuchar los automóviles y lo que alrededor sucede.

Vía: Bicitekas, Manual del Ciclista Urbano, Reglamento de Tránsito Metropolitano