Las personas que han sufrido un accidente cerebrovascular (ACV) tienen un riesgo mayor de sufrir un segundo caso. Aunque una reciente investigación encontró que mantener la presión arterial bajo control puede ser clave para reducir dicho riesgo.

Un accidente cerebrovascular ocurre cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Durante este tipo de lesión, las células cerebrales pueden morir, causando daño permanente.

De acuerdo con la investigación, que fue publicada en la edición online de la revista especializada JAMA Neurology, mantener una presión arterial bien controlada puede reducir cerca de un 20% el riesgo de sufrir un segundo ACV.

Conoce más: Ejercicio suave reduce riesgo de desarrollar un tipo accidente cerebrovascular letal

La sugerencia para las personas que han sufrido con anterioridad un ACV es mantener su presión arterial en 130/80 mmHg o menos, apuntó el doctor Kazuo Kitagawa, autor principal del estudio, profesor y catedrático de neurología en la Universidad de Medicina de las Mujeres de Tokio, en Japón.

“Se recomienda un control intensivo de una presión arterial de como mínimo menos de 130/80 mmHg para la prevención secundaria del ACV”, subrayó.

¿Cómo mantener la presión arterial bajo control?

Además de tomar los medicamentos en las dosis señaladas por los médicos, Kitagawa aconsejó a las personas que han experimentado un ACV a tomar medidas como las siguientes para mantener su presión bajo control:

-Mantener un peso saludable.

-Comer más alimentos saludables.

-Hacer ejercicio con regularidad.

-Reducir los niveles de estrés.

-Moderar el consumo de sal.

Finalmente, Kitagawa y su equipo de investigadores señalaron que es importante que las personas con antecedentes de ACV recuerden tomar sus medicamentos según las indicaciones del médico.

Muchas personas se olvidan de tomárselos de forma regular, por lo que recomendaron usar notas o incluso aplicaciones para el teléfono celular si necesitan ayuda para acordarse de tomar sus medicamentos.

 

Vía: Health Day News