,

accidentes-cerebrovasculares-prevencionDe acuerdo con un nuevo estudio realizado por el Instituto de Investigación en Salud de la Población de la Universidad de McMaster, en Hamilton, Canadá, y el Centro HRB de Investigación Clínica, en Galway, Irlanda, el accidente cerebrovascular (ACV) —también denominado ictus o derrame cerebral— se ha convertido en la principal causa de muerte y discapacidad, pero la gran mayoría de casos de ACV pueden prevenirse.

Conoce más: Nuevos tratamientos para los pacientes con accidente cerebrovascular

Los investigadores descubrieron que 10 factores de riesgo controlables para la afección representan el 90 por ciento de todos los accidentes cerebrovasculares a nivel mundial. De estos factores de riesgo modificables, la presión arterial alta (hipertensión) es el más importante.

«El estudio confirma que la hipertensión es el factor de riesgo modificable más importante en todas las regiones, así como el objetivo clave en la reducción de la carga global de accidente cerebrovascular», señaló el doctor Martin O’Donnell, co-líder del estudio y profesor clínico asociado en la citada institución.

La prevención de accidentes cerebrovasculares es una de las principales prioridades para la salud pública, y las estrategias para reducir el riesgo de las personas debe basarse en las causas prevenibles clave de ACV, comentaron los investigadores.

El estudio, publicado recientemente en la revista The Lancet, involucró a cerca de 27,000 personas de todos los continentes.

«Este estudio posee el tamaño y alcance adecuados para estudiar los factores de riesgo de ictus en todas las principales regiones del mundo, dentro de las poblaciones clave y dentro de los subtipos de ictus», subrayó O’Donnell.

Eliminación de factores de riesgo específicos para ACV

Los investigadores analizaron la proporción de accidentes cerebrovasculares causados por factores de riesgo específicos, a fin de determinar el grado en que la eliminación de cada riesgo reduciría el impacto de un derrame cerebral. Se estimó que la eliminación de la presión arterial alta reduce el riesgo en casi un 48 por ciento, según los hallazgos.

Conoce más: Accidente cerebrovascular en mujeres y su detección

Los investigadores también calcularon las reducciones potenciales si se eliminaban otros factores de riesgo:

Inactividad física: 36 por ciento,
Mala alimentación: 23 por ciento,
Obesidad: 19 por ciento,
Fumar: 12 por ciento,
Causas cardíacas: 9 por ciento,
Diabetes: 4 por ciento,
Consumo de alcohol: 6 por ciento,
Estrés: 6 por ciento,
Lípidos (grasas en sangre): 27 por ciento.

La reducción combinada de los 10 factores de riesgo fue del 90.7 por ciento en todas las regiones, grupos de edad y entre los hombres y las mujeres. No obstante, los autores del estudio notaron que la importancia de varios factores de riesgo varía en diferentes regiones. Por ejemplo, la presión arterial alta causa alrededor del 39 por ciento de los accidentes cerebrovasculares en América del Norte, Australia y Europa occidental, pero casi el 60 por ciento en el sudeste asiático.

El doctor Salim Yusuf, co-líder de la investigación, profesor de medicina y director ejecutivo del Instituto de Investigación en Salud de la Población de la Universidad McMaster, explicó: «Nuestros resultados informarán sobre el desarrollo de intervenciones globales a nivel poblacional para reducir el derrame cerebral, y cómo tales programas pueden ser adaptados a las distintas regiones, al igual que observamos ciertas diferencias regionales en la importancia de algunos factores de riesgo por región».

 

Vía: HealthDay News