Ataque cerebral en mujeres y su detección.2El accidente cerebrovascular (ACV) representa la tercera causa de muerte entre las mujeres, pero la mayoría de ellas no conoce los síntomas y señales de alerta particulares para el sexo femenino.

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus, EU, después de aplicar una encuesta a 1,000 mujeres, solo una de cada 10 conocía que la presencia de un dolor inusual en el pecho junto con hipo, es una señal temprana de ataque cerebral.

Los especialistas dijeron que aunque hombres y mujeres comparten ciertos factores de riesgo para un ataque cerebral, como son fumar, una vida inactiva o hipertensión arterial, otros son específicos para las mujeres.

La investigación encontró que solo el 11 por ciento de las mujeres encuestadas sabían que el embarazo, el lupus, las migrañas, la «píldora» y la terapia de reemplazo hormonal incrementan el riesgo de sufrir este tipo de ataque.

«Creo que tenemos mucho camino por delante en cuanto a educar a las mujeres acerca de los ataques cerebrales y sus factores de riesgo específicos«, comentó la doctora Diana Greene-Chandos, neuróloga y directora de cuidado crítico de neurociencia de Wexner.

«Cosas como el embarazo, la terapia de reemplazo hormonal e incluso algo tan trivial como un caso de hipo pueden jugar un papel importante cuando se trata de los ataques cerebrales en mujeres, y necesitamos estar más atentos a esto«, enfatizó.

Según los investigadores, otros síntomas de ACV, que son particulares para las mujeres son:

  • Mareos (no asociados con el vértigo)
  • Dolores de cabeza
  • Adormecimiento en todo el cuerpo que es más grave en un lado

Los signos de ACV, tanto en hombres como en mujeres, pueden incluir confusión repentina, problemas de habla o entendimiento, problemas repentinos de la visión, dificultad repentina para caminar o pérdida del equilibrio y coordinación.

Es crucial identificar de manera oportuna los síntomas de un derrame cerebral, así como buscar atención médica inmediata, ya que los medicamentos anticoagulantes solo funcionan durante las primeras tres horas posteriores al ataque.

«Las mujeres no creen que ellas vayan a sufrir un accidente cerebrovascular. Creen que es un enfermedad de hombres«, agregó Greene-Chandos. «Usted debe darse cuenta cuando está sufriendo un ACV, debe reconocerlo, y debe ir a la sala de emergencias y recibir el medicamento«.

Alrededor de la mitad de las encuestadas reconoció no tener idea de que después de un ACV, muchas mujeres experimentan daños neurológicos, problemas para tragar y depresión, lo que evitaría que consigan la rehabilitación necesaria.

Datos de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y de la Asociación Americana de Derrame Cerebral (American Stroke Association) muestran que tan solo en Estados Unidos, más de 137,000 personas mueren anualmente a causa de un derrame cerebral, de las cuales, casi el 60 por ciento son mujeres.

 

Vía: Health Library