Los pies son una de las partes del cuerpo que mayor atención requiere en las personas que padecen diabetes. Es por ello que la elección del calzado correcto debe incluir varios aspectos en beneficio de la salud integral del paciente.

No prestar atención al uso del calzado correcto en personas con diabetes, puede llevar a los pacientes a desarrollar problemas que amenacen su bienestar, como el pie diabético, la cual es una de las complicaciones más frecuentes y graves, ya que puede ocasionar una amputación.

A pesar de este riesgo, en nuestro país, lamentablemente, de las casi 10 millones de personas que han sido diagnosticadas con diabetes, 46.4% no lleva a cabo acciones para prevenir complicaciones por su enfermedad, y muy pocos saben que un calzado cómodo les ayuda a no tener lesiones en los pies.

“Así como se requieren un control de los niveles de glucosa, una dieta adecuada, revisión odontológica y otros cuidados, es importante que [los pacientes con diabetes] acudan a revisión de sus pies o que ellos mismos lo hagan para ver si tienen alguna lesión, en ese sentido un zapato suave y cómodo es muy importante”, indicó Gabriela Allard Taboada, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes (AMD).

Conoce más: 8 cosas que debes hacer para cuidar tus pies

Algunas de las consideraciones que deben tenerse en cuenta al momento de elegir el calzado adecuado para una persona que padece diabetes son:

1 Los zapatos deben suficientemente largos, anchos y espaciosos en la punta (que quede libre un espacio de 1 o 2 cm) para que entren cómodamente los dedos en garra, deformidad frecuente en algunos pacientes con diabetes.

2 Evitar zapatos con tiras, recortes u otras áreas abiertas que puedan causar ampollas, o áreas de presión.

3 No usar zapatos nuevos durante más de una hora durante los primeros días. Incrementar gradualmente el tiempo de uso cada día durante dos semanas, momento en que los zapatos ya deben de estar adaptados a los pies.

4 No comprar zapatos con almohadillas correctoras ni agregar plantillas sin indicación médica.

5 Los zapatos deben tener suela firme, gruesa y dura. Esto proporciona una mayor estabilidad y soporte al pie a la hora de caminar.

6 No comprar zapatos de punta.

7 El tacón de zapato debe proporcionar una adecuada absorción del choque del pie contra el suelo así como buen soporte almohadillado y estabilidad para caminar. La altura del tacón no debe superar los 5 cm.

 

Vía: Notimex, Manual del pie diabético