,

La infancia media a menudo conlleva grandes cambios conforme los niños se preparan para ingresar a la escuela intermedia o secundaria.

Los menores forman amistades complejas, experimentan la presión de los compañeros y toman conciencia de su cuerpo, así lo señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Por ello, los padres pueden ayudar a sus hijos mediante:

  1. Pasar tiempo con su(s) hijo(s).
  2. Estar involucrado(a) con la escuela del niño.
  3. Alentar a su hijo a unirse a grupos o equipos.
  4. Ayudando al niño a desarrollar un sentido de responsabilidad.
  5. Darse un tiempo para discutir la pubertad y los cambios emocionales.

Conoce más: 4 tips para preparar a tus hijos a enfrentar el fracaso

Información adicional para los padres

La trayectoria de desarrollo de un niño en sus años de infancia media (entre los 6 y los 12 años de edad) contribuye sustancialmente al adolescente y al adulto en el que se convertirá.

La infancia media es una etapa en la que los niños se mueven hacia roles y entornos en expansión. Los niños comienzan a pasar más tiempo lejos de su familia y pasan más tiempo en la escuela y otras actividades. A medida que experimentan más del mundo que les rodea, los niños comienzan a desarrollar su propia identidad.

En síntesis, los niños en este grupo de edad están ingresando a la “edad de la razón” porque comienzan a:

  • Ser más flexibles en su pensamiento.
  • Desarrollar la autoconciencia.
  • Identificar y entender los sentimientos o emociones de los demás.

Así que sigue estos tips y bríndale a tu hijo o hijos todo el apoyo y confianza que requieran durante esta etapa de la vida, siempre motivándolos e impulsándolos para que cumplan sus metas.

 

Vía: Health Day News / Manitoba