i-ejercicioCombinar el ejercicio aeróbico con el de fuerza podría funcionar mejor que un sólo tipo de estos entrenamientos para ayudar a las personas con diabetes a controlar el azúcar en la sangre.

Así lo señaló una revisión reciente realizada por investigadores austriacos en la que se analizaron datos de 14 estudios que incluyeron más de 900 personas con diabetes tipo 2, en quienes se observó el papel que el tipo de entrenamiento tiene en la mejora de la salud.

De esta forma, los investigadores hallaron que un régimen que combina ambas formas de ejercicio es más efectivo para controlar distintos factores, como el azúcar en sangre (glucosa), las grasas, la presión arterial y el peso.

Además, según lo publicado en la revista Diabetologia, a través de este método de actividad física, las personas también alcanzaron niveles altos de colesterol bueno.

Por otra parte, se explicó que los ejercicios supervisados son más efectivos que el entrenamiento sin guía: no obstante, la mayor parte de las personas no tiene acceso a las rutinas dirigidas.

“El entrenamiento aeróbico y de resistencia combinado, puede ser recomendado como parte de un programa de estilo de vida en la gestión de la diabetes tipo 2 siempre que sea posible”, concluyó el equipo liderado por Lukas Schwingshackl, de la Universidad de Viena.

En todo caso, se enfatizó que se necesitan más estudios para confirmar los hallazgos.

Vía: HealthDay News