Es común que las personas mayores de 65 años eviten la cirugía para una hernia de disco sólo por su edad. Pero una nueva investigación noruega señala que estos adultos se benefician del procedimiento tanto como los pacientes más jóvenes.

El trabajo involucró a más de 5,500 personas con una hernia de disco. La condición se presenta cuando uno de los discos que amortigua los huesos en la columna vertebral se daña, haciendo que empuje hacia delante. El resultado es dolor en la espalda baja, que puede extenderse a la pierna y el pie, e incluso conducir a parálisis.

Hacer ejercicio, poner calor y tomar medicamentos para el dolor brindan alivio en algunos casos. Pero las personas con dolor severo o discapacidad podrían requerir cirugía, aseguraron los investigadores del Hospital St. Olav de Trondheim, Noruega, y de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU).

Los expertos compararon los resultados reportados por los pacientes después de la cirugía de disco. El estudio incluyó a casi 5,200 personas menores de 65 años, y a unos 380 pacientes mayores.

Conoce más: 10 soluciones para aliviar el dolor ciático

Los investigadores informaron que los pacientes mayores tuvieron menos dolor de espalda después de la cirugía que los pacientes más jóvenes. No obstante, las personas mayores experimentaron más complicaciones menores y tuvieron estancias hospitalarias ligeramente más largas. Pero los autores dijeron que estas cuestiones no eran graves y no afectaron el éxito de su tratamiento.

“Este estudio demuestra que es totalmente posible hacer una buena investigación quirúrgica en pacientes de edad avanzada”, afirmó el líder del estudio Mattis Madsbu, estudiante de medicina en la NTNU.

El trabajo, que se publicó recientemente en la revista JAMA Surgery, destaca la importancia de que los adultos mayores se valoren médicamente para saber si son candidatos a esta intervención, que indudablemente mejorará su calidad de vida.

 

Vía: Health Day News