Tener una pastilla atorada en la garganta puede ser irritante o incluso peligroso, pero es importante mantener la calma y encontrar una solución. Para ello, debes llevar a cabo una serie de pasos, pues mientras más tiempo tengas una pastilla atascada en tu garganta, más aumentará tu riesgo de asfixia.

Vale la pena señalar que existen más probabilidades de que los alimentos causen muerte por asfixia que las pastillas, pero eso no significa que no debas prestarle atención a estas últimas cuando se atoren en tu garganta.

Volviendo al tema, si vives solo(a) y te llegas a atragantar con una pastilla, lo primero que debes hacer es marcar al 911 o a tu número de emergencias local. Después, debes intentar realizar la maniobra de Heimlich en ti mismo(a).

Conoce más: Consejos para prevenir asfixia en niños pequeños

Para ello, sigue estas indicaciones:

  1. Haz un puño con una mano y colócalo en el estómago justo encima del ombligo, agarrando la muñeca con la mano opuesta.
  2. Busca algo resistente sobre lo que puedas inclinarte, como una mesa, el borde del mostrador o una silla.
  3. Usando el objeto resistente para más fuerza, empuja el puño hacia adentro y hacia arriba con un movimiento rápido para sacar el objeto de la garganta.

RECUERDA: La maniobra de Heimlich es una forma sencilla y eficaz de eliminar un bloqueo en la garganta. Un estudio concretado en 2017 descubrió que realizar la maniobra de Heimlich en uno mismo es tan efectivo como hacer que otra persona lo haga.

 

Fuente: Medical News Today