,

Celebra la primavera con alimentos frescos de granja que marcan el inicio de la temporada: espárragos, chícharos y berros. Son bajos en calorías, tienen un sabor fresco y son la manera perfecta de energizarte para un clima más cálido.

El espárrago es el vegetal de primavera por excelencia, rico en hierro, ácido fólico y vitaminas K y A. Rápido de cocinar y fácil de combinar con ingredientes sabrosos, los espárragos pueden ser un sabroso plato de acompañamiento o el ingrediente principal en un plato de risotto o pasta.

El espárrago también es excelente para la salud digestiva, ya que es un prebiótico, lo que significa que alimenta las bacterias útiles que viven en el intestino. Estas bacterias buenas son responsables de todo, desde la señalización de tu sistema inmunológico y el control de la digestión hasta la producción de vitaminas B vitales. Cuando compres espárragos, busca aquellos que estén libres de manchas y puntos secos, y que tengan puntas cerradas y firmes. Usa los espárragos a la brevedad, ya que pueden deteriorarse rápidamente.

Los chícharos son ricos en fibra, vitaminas C, K y B, y son fáciles de incorporar en muchos platos. El berro es un vegetal verde crujiente con vitamina C, betacaroteno, luteína, zeaxantina y algunas vitaminas B. Normalmente le añade un sabor picante a los platos y ensaladas. Te dejamos un giro en un plato clásico de primavera que aprovecha todas estas verduras y es deliciosamente cremoso.

Conoce más: Vegetales de hojas verdes combaten el hígado graso

Pasta Primavera Ligera

  • 4 onzas (115 gramos) de pasta integral
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 6 espárragos
  • 1 pequeño racimo de berros, picados
  • 1 taza de chícharos verdes
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de cayena molida (opcional)
  • 1 cucharada de queso crema
  • 1 Envase de 5 onzas (140 gramos) de yogur griego natural
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado

Procura cocer la pasta según las instrucciones del paquete y resérvala.

Recorta los extremos duros de los espárragos y después córtalos en diagonal, formando secciones de 3 pulgadas (7 cm).

Calienta un sartén grande y agrega el aceite. Tan pronto como añadas el aceite, agrega los chícharos, espárragos y berros junto con la sal y la cayena, si así lo deseas. Cocina las verduras de dos a tres minutos hasta que estén blandas. Añade la pasta al sartén y mezcla.

Pon a fuego bajo. Agrega el queso crema y el yogur, y revuelve bien para cubrir las verduras y la pasta. Espolvorea queso parmesano sobre el platillo y sírvelo inmediatamente.

Rinde dos porciones.

 

Vía: Health Day News