Aumentar la masa muscular (volumen del tejido corporal total que corresponde al músculo) suele ser uno de los principales objetivos que se plantean algunas personas al momento de comenzar a realizar ejercicio.

La gran mayoría piensan que basta con realizar ejercicio unas cuantas horas a la semana para conseguirlo. Sin embargo, la realidad indica que aumentar el volumen de los músculos no depende exclusivamente de la cantidad de actividad física que se realice.

La alimentación funge un papel fundamental para aumentar la masa muscular. Este aspecto es igual o incluso más importante que el entrenamiento en sí.

Conoce más: ¿Por qué no debo utilizar testosterona ni anabólicos para ganar músculo?

Además, seguir una alimentación rica en alimentos saludables, no solo garantiza que las horas dedicadas a los entrenamientos rindan mejores frutos, sino que evita que las personas recurran a métodos poco saludables para aumentar su masa muscular.

Alimentos recomendados

Los principales alimentos que recomiendan los expertos para aumentar los niveles de masa muscular de forma saludable -a la par de realizar ejercicio de forma continua- son:

1. Carbohidratos.- Son el principal combustible de los músculos. Se debe optar por los carbohidratos de tipo ‘complejo’, en lugar de los ‘simples’. Algunas de las recomendaciones de carbohidratos que se deben consumir con frecuencia incluyen: verduras, frutas, legumbres, patatas, cereales y granos.

2. Grasas.- Contienen minerales y vitaminas esenciales para el adecuado funcionamiento del organismo. Estas deben representar cerca del 30% de la ingesta calórica diaria, y se recomienda obtenerlas principalmente de alimentos como: frutos secos, aceites de oliva, linaza, germen de trigo, pescados y aguacate.

3. Productos integrales.- Además de ser una gran fuente de carbohidratos complejos, ayudan a nivelar el apetito, lo que evita que se consuman alimentos de más.

4. Proteínas.- Lo ideal es ingerir 1 gramo diario de proteínas por cada kilo de peso corporal. Los alimentos más ricos en proteína son los productos lácteos, carne, huevos, legumbres, pescados, mariscos, productos integrales y alimentos de soja.

 

Vía: Mejor con Salud