,

La depresión posparto no se limita a las mamás.

Las tasas de depresión entre los papás primerizos son similares a las de las nuevas madres, y se necesita hacer más para ayudar a estos hombres, afirman dos psicólogos.

“Investigaciones recientes han demostrado que aproximadamente el 10 por ciento de los nuevos padres experimentan depresión posparto, y hasta el 18 por ciento tienen algún tipo de trastorno de ansiedad”, dijo Dan Singley, del Centro para la Excelencia de los Hombres en San Diego.

“Desafortunadamente, pocos psicólogos reciben capacitación enfocada en la identificación, evaluación o tratamiento de problemas comunes de hombres en el período desde la concepción hasta un año después del parto”, dijo Singley en un comunicado de prensa de la Asociación Estadounidense de Psicología.

Los hombres tienden a no buscar servicios de salud mental durante este tiempo, por lo que hay una falta de atención académica a este grupo vulnerable, agregó Singley.

El trabajo de Singley sobre la depresión posparto masculina se presentó la semana pasada durante la reunión anual de la American Psychological Association, en San Francisco.

Sara Rosenquist, del Centro de Psicología de la Salud Sexual y Reproductiva en Cary, N.C., también se dirigió a la depresión posparto de los papás en la reunión.

“La narrativa predominante ha atribuido estas experiencias a cambios hormonales y fluctuaciones específicamente relacionadas con el embarazo y el parto”, mencionó Rosenquist.

Conoce más: 12 signos para diferenciar entre “baby blues” y depresión posparto

“Es muy poco probable que las interrupciones hormonales del embarazo y el parto expliquen todo el panorama si padres biológicos y adoptivos experimentan depresión posparto al mismo ritmo”, agregó Rosenquist.

Los psicólogos dijeron que los factores que podrían desencadenar la ansiedad y el “baby blues” en los nuevos padres incluyen la falta de sueño, el agotamiento, el tiempo fuera del trabajo, el conflicto de roles de género y las preocupaciones sobre ser un buen padre.

Según Rosenquist y Singley, los padres nuevos y expectantes deben someterse a exámenes de detección de signos de depresión.

Sin embargo, identificar la depresión en los hombres puede ser un desafío porque pueden mostrar síntomas diferentes a los de las mujeres, apuntó Rosenquist.

“Las mujeres son más propensas a reportar sentimientos de tristeza y llanto frecuente, mientras que los hombres son más propensos a sentirse irritables y socialmente desconectados”, refirió.

Una cosa que puede ayudar a los hombres a evitar la depresión posparto es buscar y recibir el apoyo de amigos, subrayó Singley.

“Los padres que mantienen redes sólidas de apoyo social experimentan un amortiguador de los conflictos y demandas asociadas con la crianza de los hijos”, enfatizó.

 

Vía: Health Day News