,

En la actualidad, la dieta de millones de personas se basa o incluye el consumo varias veces por semana de alimentos ‘ultraprocesados’, los cuales de consumirse en exceso pueden ocasionar diversos problemas de salud.

Se conoce como alimentos ‘ultraprocesados’ a aquellos productos elaborados a través de procedimientos industriales. En su fabricación se usan saborizantes, aditivos y colorantes.

Entre este grupo de productos se encuentran la comida rápida, papitas, dulces, pastelillos, confitería, bebidas azucaradas, leche con sabor, panes, las carnes procesadas, las salsas en frascos y las comidas congeladas.

Conoce más: 5 tips para «mandar a volar» los alimentos procesados

Consumir este tipo de alimentos no es recomendado por expertos en salud, y un reciente estudio respalda esta recomendación.

Riesgos de su consumo

De acuerdo con una investigación publicada en la edición online de la revista especializada BMJ, el consumo frecuente de esta clase de productos se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular (ACV) y muerte prematura.

Durante el estudio, los investigadores encontraron que mientras más alimentos ‘ultraprocesados’ comían las personas, mayores eran sus probabilidades de sufrir una primera afección cardíaca o ACV.

Además, quienes comían la mayor cantidad de estos alimentos tenían un 23% más de probabilidades de sufrir problemas cardiovasculares, en comparación con quienes consumían menos.

Estos efectos se deben a que los alimentos ‘ultraprocesados’ no solo están llenos de azúcar, sal o grasa, sino porque los aditivos o los contaminantes formados durante el procesamiento de estos alimentos tienen efectos negativos en el metabolismo y en el sistema cardiovascular, explicaron los investigadores Bernard Srour y Mathilde Touvier, de la Universidad de París, en Francia.

Recomendación

La recomendación de los investigadores es clara: las personas deben intentar comer más alimentos ‘enteros’ y con procesamiento mínimo.

Lo ideal para tener un corazón saludable es una dieta rica en alimentos enteros, en particular alimentos de origen vegetal como las frutas, las verduras, las legumbres, los granos integrales y los frutos secos, apuntó por su parte el doctor Andrew Freeman, director de prevención cardiovascular y bienestar en National Jewish Health, en Denver, Estados Unidos.

 

Vía: Health Day News