Dormir bien puede llegar a sonar lo más común del mundo para algunas personas, pero para otras tantas puede significar un anhelo o un deseo difícil de conseguir. Y aunque la mayoría de las personas llegue a experimentar cambios en la calidad de su sueño conforme pasan los años, hay algunos otros que, según una reciente investigación, realmente lo pasan muy mal cuando es hora de ir a la cama.

Existen personas que al llegar a una edad avanzada, de verdad pierden la capacidad de dormir de forma profunda y restauradora, encontró una reciente revisión científica llevada a cabo por especialistas en Estados Unidos.

A este fenómeno se le conoce como “fragmentación del sueño” y puede provocar consecuencias para la salud, advirtió Bryce Mander, autor de la revisión e investigador sobre el sueño en la Universidad de California, en Berkeley, Estados Unidos.

Conoce más: Conoce las horas que, según tu edad, debes dormir

Las personas que sufren esta fragmentación del sueño se despiertan varias veces por noche, perdiéndose así las etapas profundas del sueño, indicó el especialista. Esta fragmentación se ha vinculado con varias afecciones médicas, entre ellas la depresión y la demencia, añadió.

De acuerdo con los investigadores, las personas mayores son famosas por su tendencia a “acostarse y levantarse temprano”. Comportamiento que ocasione, quizá, que duerman un poco menos que durante su juventud.

De forma que, si las personas mayores duermen un poco menos que antes, o se despiertan una vez por noche y vuelven a dormirse rápidamente, probablemente eso no sea motivo de alarma, señaló por su parte la doctora Phyllis Zee, jefa de medicina del sueño de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

Conoce más: 10 hábitos que te permitirán dormir mejor si tienes 50 años

No obstante, la doctora recomendó que los adultos mayores deben hablar con el médico si duermen de forma constante menos de 6 horas por noche, o carecen de bloques largos de sueño.

En algunos casos, expuso la experta, las personas quizá necesiten ajustes en su estilo de vida para poder mejorar su sueño. Las personas mayores pueden mejorar su sueño al incluir la actividad física y social en su rutina diaria, aseguró.

Por las noches sugirió asegurarse de que la temperatura en la habitación sea cómoda y limitar la exposición a la luz artificial, sobre todo el brillo azul de las pantallas de computadora y televisión.

 

Vía: Health Library