, ,

Adherirse a una dieta antiinflamatoria se asocia con un menor riesgo de morir por cualquier causa, de morir por causas cardiovasculares y de morir por cáncer, así lo revela un estudio reciente publicado en la revista Journal of Internal Medicine.

En el estudio, que evaluó a 68,273 hombres y mujeres de origen sueco de entre 45 y 83 años y que fueron monitoreados durante 16 años, los participantes que siguieron más estrechamente una dieta antiinflamatoria tuvieron un 18% menos riesgo de mortalidad por cualquier causa, un 20% menos de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, y un riesgo 13% menor de mortalidad por cáncer, en comparación con aquellos que siguieron la dieta en un menor grado. Los fumadores que se apegaron a la dieta experimentaron incluso mayores beneficios en comparación con los fumadores que no la siguieron.

Conoce más: Dieta vegetariana y cómo reduce el riesgo de cáncer de colon

Recuerda que los alimentos antiinflamatorios consisten en frutas y verduras, té, café, pan integral, cereales para el desayuno, queso bajo en grasa, aceite de oliva y aceite de canola, nueces, chocolate y cantidades moderadas de vino tinto y cerveza. Los alimentos proinflamatorios incluyen carnes rojas sin procesar y procesadas, carnes de órganos, papas fritas y refrescos.

“Nuestro análisis de dosis-respuesta demostró que incluso la adhesión parcial a la dieta antiinflamatoria puede proporcionar un beneficio para la salud”, dijo la doctora Joanna Kaluza, autora principal del trabajo y profesora asociada en la Universidad de Ciencias de la Vida de Varsovia, en Polonia.

 

Vía: Wiley