Parece que cada día sale un nuevo estudio sobre los beneficios, o los riesgos, del café en la salud humana. Entonces, ¿cuál es la cantidad adecuada que debemos consumir?

Si te gusta tomar café simplemente por el placer de hacerlo, una investigación de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) encontró que beber hasta seis tazas al día es probablemente seguro. RECUERDA: estas deben ser tazas de 8 onzas (240 ml) con aproximadamente 100 miligramos de cafeína y poca leche y edulcorante agregados. Una bebida de café puede contener el equivalente a tres tazas, más la grasa y las calorías de cualquier complemento, por lo tanto, siempre tómalos en cuenta.

Y parece que en dicha dosis, el café no solo es “seguro” para beber, sino que además puede aportar beneficios reales a la salud, como protección contra la diabetes, el Parkinson y ciertas enfermedades del hígado. Quienes beben café también pueden tener un riesgo ligeramente menor de morir por una enfermedad cardíaca en comparación con aquellos que no lo hacen.

Pero, ¿cómo puede una taza de café tener efectos positivos tan amplios? El café es mucho más que la cafeína, con cientos de compuestos diferentes, cualquiera de los cuales puede llevar a un resultado de salud positivo.

Conoce más: 6 tips para que tu café de la mañana sea aún más saludable

Si bien algunos estudios han encontrado una asociación entre estos beneficios y el consumo de cantidades moderadas de café, incluso los bebedores empedernidos de café pueden beneficiarse. Un estudio de 2018 publicado en la revista JAMA Internal Medicine examinó a 500,000 personas que bebían de una a ocho tazas al día. Los investigadores descubrieron que el consumo excesivo de café se asoció con un menor riesgo de muerte prematura por todas las causas.

No obstante, debes tener en cuenta que es importante personalizar los resultados de la investigación para tu situación propia. Por ejemplo, si te sientes nervioso(a) durante el día o si tienes problemas para dormir bien, es posible que esté tomando demasiado café. Además, si está embarazada o tienes presión arterial alta o diabetes, pregúntale a tu médico qué bebidas son seguras para ti.

El resultado final: Seguramente te encontrarás  con más investigación sobre el café en el futuro, pero por ahora, para aquellos a quienes les gusta, ya no hay necesidad de pensar en el café como un hábito poco saludable.

 

Vía: Health Day News