,

fibra-IQuizás nos resulte difícil de creer, pero un estudio reciente sugiere que una dieta rica en fibra podría protegernos contra enfermedades del pulmón.

“La enfermedad pulmonar es un importante problema de salud pública, por lo que es importante identificar los factores de riesgo modificables para la prevención”, destacó Corrine Hanson, autora del estudio y profesora asociada de nutrición médica en el Centro Médico de la Universidad de Nebraska.

“Sin embargo, más allá de fumar, son muy pocas las estrategias preventivas que han sido identificadas. Incrementar la ingesta de fibra podría ser una manera práctica y efectiva para que las personas generen un impacto en el riesgo de enfermedad pulmonar“, agregó.

Los hallazgos fueron publicados recientemente en la revista Annals of the American Thoracic Society.

Los investigadores analizaron datos del gobierno federal de casi 2,000 adultos estadounidenses, quienes tenían entre 40 y 79 años de edad.

Los expertos encontraron que el 68 por ciento de quienes registraron el mayor consumo de fibra (alrededor de 18 gramos o más al día) mostraron una función pulmonar normal en comparación con el 50 por ciento de quienes tuvieron el consumo más bajo de fibra. Además, solo el 15 por ciento de los que comieron mucha fibra manifestó restricción de la vía aérea, pero el 30 por ciento de quienes tuvieron el consumo más bajo de fibra también la manifestaron, señaló el estudio.

Asimismo, las personas que consumieron más fibra obtuvieron mejores resultados en dos pruebas de respiración importantes, tuvieron mayor capacidad pulmonar y podían exhalar más aire en un segundo, destacó el estudio.

Aunque la investigación descubrió una relación entre el consumo de fibra y una mejor salud pulmonar, no se diseñó para probar una relación de causa y efecto.

No obstante, si los hallazgos se confirman en estudios futuros, quizás algún día las campañas de salud pública puedan “enfocarse en la dieta y la fibra como formas seguras y baratas de prevenir la enfermedad pulmonar”, comentó Hanson.

Investigaciones anteriores han sugerido que una dieta alta en fibra protege contra las enfermedades cardiacas y la diabetes, y que la fibra reduce la inflamación en el cuerpo, subrayaron los investigadores.

 

Vía: Health Library