,

Comer con menos sal previene la hipertension y reduce el riesgo de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares

  • La sal es el principal factor de riesgo para tener presión arterial alta
  • En las Américas, un tercio de la población padece hipertensión

El alto consumo de sal en la dieta es el principal factor de riesgo para al menos el 30% de la población de América Latina que sufre de hipertensión.

Es importante señalar que un tercio de quienes padecen presión arterial alta, podrían bajarla a niveles normales, tan solo reduciendo la ingesta de sodio, así como prevenir uno de cada cuatro Comer con menos sal previene la hipertension y reduce el riesgo de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares intataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en el mundo.

“La presión arterial alta es una condición tratable y se puede prevenir mediante cambios en el estilo de vida, sobre todo a través de la reducción del consumo de sal y la realización de ejercicio físico”, afirmó Pedro Orduñez, asesor regional en enfermedades cardiovasculares de la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

La disminución de la ingesta de sal en la población es la intervención de salud pública más costo-efectiva para reducir la hipertensión. En las Américas el consumo de sal asciende a casi 11 gramos en la mayoría de los países. Cuando la OPS/OMS recomienda consumir menos de 5 gramos de sal, o 2.300 miligramos de sodio, al día.

Aunque en la preparación y al comer las personas agregan sal a las comidas, una gran parte del consumo de sodio proviene de los alimentos procesados, envasados y listos para consumir, explicó Branka Legetic, coordinadora interina del proyecto de Prevención y Control de Enfermedades Crónicas de la OPS/OMS y encargada de la Iniciativa de Reducción de Sal. Evitar este tipo de alimento, y privilegiar los naturales, frescos y los libres o bajos en sodio, resulta una de las opciones que el consumidor puede tener en cuenta.

 

Vía: Organización Panamericana de la Salud