Si bien la apnea del sueño se ha relacionado con el sobrepeso y los adultos mayores, es un trastorno que afecta a cualquier persona sin importar la edad. A decir del neumólogo y fundador de la Clínica del Sueño, Rubén Santoyo Ayala, el 30% de los pacientes adultos afectados con apnea del sueño son delgados.

Pese a ello, “el exceso de peso puede ser un factor muy importante para su desarrollo, debido a la obstrucción respiratoria que la grasa abdominal puede ocasionar”, dijo.

Las personas que padecen apnea del sueño dejan de respirar mientras duermen de 10 a 30 segundos. Estas interrupciones cortas en la respiración pueden ocurrir hasta 400 veces por noche. Lamentablemente, los períodos de ausencia de respiración no sólo alteran el sueño, también conducen a otras consecuencias graves, como aumentar el riesgo de padecer hipertensión arterial y la posibilidad de sufrir un infarto cardiorrespiratorio.

Síntomas

  • Problemas de memoria.
  • Cambios de humor.
  • Irritabilidad.
  • Nicturia (orinan varias veces por la noche, de tres a cinco veces).
  • Garganta reseca.

Este padecimiento afecta a aproximadamente 6% de la población mexicana, tanto adultos como niños, y hasta 20% de quienes la padecen desconocen su condición.

En cuestión de género, es más frecuente en los hombres, con una incidencia de hasta tres casos por cada mujer, “en los niños los factores más importantes para su desarrollo son el sobrepeso u obesidad y la hipertrofia de las amígdalas”.

Conoce más: 4 recomendaciones si padeces apnea del sueño

Recomendaciones

  1. Abandona el consumo de alcohol o medicinas para el sueño. Estos relajan los músculos de la parte posterior de la garganta, dificultando la respiración.
  2. Deja de fumar.
  3. Si tienes sobrepeso, adopta buenos hábitos y baja de peso.
  4. Duerme sobre un lado y evita hacerlo boca arriba.

 

Vía: Notimex