Más de 160,000 personas fallecieron debido a lesiones involuntarias o no intencionales en 2016, así lo señala el Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos.

Las lesiones involuntarias generalmente ocurren cuando menos lo esperas, como cuando estás de vacaciones, haciendo tareas en casa o conduciendo tu auto por la ciudad, advierte el consejo.

Por ello, la agencia nos menciona su lista con las principales causas de lesiones no intencionales y muerte:

  1. Envenenamiento.
  2. Accidente automovilístico.
  3. Caídas.
  4. Asfixia o atragantamiento.
  5. Ahogo.
  6. Incendios y quemaduras.
  7. Lesiones relacionadas con el clima.

Conoce más: 8 tips para realizar correctamente la «maniobra de Heimlich»

RECUERDA: Muchas lesiones accidentales y emergencias se pueden prevenir observando y analizando el entorno en el que vivimos, los estilos de vida y los riesgos de la familia. Encontrar problemas a tiempo y responder rápidamente es crucial para mantener las situaciones manejables y para que no se conviertan en una emergencia.

Por ello, es importante estar alerta y seguir un programa diseñado especialmente por ti y por los miembros de tu familia, para que de esa forma puedan mantenerse seguros.

Aquí algunas recomendaciones:

  • Desarrolla y practica el uso de una ruta y plan de escape para incendios, y asegúrate de que cada miembro de tu familia sepa qué hacer en caso de emergencia.
  • Ajusta el termostato del calentador de agua a 49 ° C o menos para evitar quemaduras por escaldadura.
  • Usa el equipo de seguridad apropiado en tu hogar, trabajo o durante el juego.
  • Siempre insiste en que todos los pasajeros usen cinturones de seguridad y que los niños estén sujetos correctamente en los asientos de seguridad.
  • Asegúrate de que los niños de hasta 12 años siempre estén sentados en el asiento trasero.
  • Lee y comprende las etiquetas de medicamentos y productos alimenticios.
  • Guarda los medicamentos y posibles sustancias peligrosas en un lugar seguro, fuera del alcance de los niños.
  • Ten un botiquín de primeros auxilios bien abastecido en casa, en el trabajo y en el automóvil.
  • Haz una lista de números de emergencia en tu hogar, negocio y lugar de juego. Esta lista debe incluir el departamento de policía, de bomberos, el centro de control de intoxicaciones, el servicio de emergencia local (si es diferente al 911), tu hospital o unidad de salud local y tus proveedores de atención médica.

 

Vía: Health Day News / University Of Rochester Medical Center