El agotamiento laboral es un tipo especial de estrés relacionado con el trabajo: un estado de agotamiento físico o emocional que también implica una sensación de logro reducido y pérdida de identidad personal.

Dicho agotamiento no implica un diagnóstico médico. Algunos expertos piensan que otras condiciones, como la depresión, forman la base detrás del agotamiento laboral. Algunas investigaciones sugieren que muchas personas que experimentan síntomas de este tipo de estrés no creen que sus trabajos sean la causa principal. Sin importar cuál sea la causa, el agotamiento laboral puede afectar tu salud física y mental, por lo que debes tener conocimiento sobre cómo detectarlo y qué puedes hacer al respecto.

Conoce más: 5 remedios para aliviar el dolor de cuerpo por estrés

Para tomar acción y poder lidiar con el agotamiento laboral, realiza lo siguiente:

  1. Evalúa tus opciones. Discute preocupaciones específicas con tu jefe o supervisor. Quizás puedan trabajar juntos para cambiar las expectativas o alcanzar compromisos o soluciones. Trata de establecer metas para lo que debe hacerse y para lo que puedes y debes esperar.
  2. Busca apoyo. Ya sea que te comuniques con compañeros de trabajo, amigos o seres queridos, el apoyo y la colaboración pueden ayudarte a sobrellevar el agotamiento. Si tienes acceso a un programa de asistencia para empleados, aprovecha los servicios relevantes.
  3. Prueba una actividad relajante. Explora actividades que pueden ayudarte con el estrés, como el yoga, la meditación o el tai chi.
  4. Haz ejercicio. La actividad física regular puede ayudarte a lidiar mejor con el estrés. También puede distraerte del trabajo.
  5. Duerme un poco. Dormir restaura el bienestar y ayuda a proteger tu salud.
  6. Atención plena (mindfulness). La atención plena es el acto de enfocarse en el flujo de la respiración y estar intensamente consciente de lo que estás sintiendo y percibiendo en todo momento, sin interpretación ni juicio. En un entorno laboral, esta práctica implica enfrentar situaciones con apertura y paciencia, y sin juicio.

RECUERDA: Procura mantener una mente abierta al considerar tus opciones. Trata de no dejar que un trabajo exigente o poco gratificante perjudique tu salud.

 

Vía: Mayo Clinic