fuegoLos conocidos “fuegos labiales” responden a una infección en los labios, la boca o las encías debido al virus del herpes simple. Esta infección provoca ampollas pequeñas y dolorosas.

Después de la primera aparición, el virus se “adormece” —se vuelve inactivo— en los tejidos nerviosos de la cara. Algunas veces, el virus “despierta” —se reactiva— y produce calenturas.

Este tipo de infección se propaga fácilmente. No es igual al herpes tipo 2 —herpes genital—; sin embargo, es posible que éste se transmita a la boca causando herpes oral.

Conoce más: 5 causas para acudir al médico debido a una erupción en la piel

Puedes contraerlo si:

  • Tienes contacto íntimo o personal cercano con una persona infectada.
  • Tocas una lesión de herpes abierta o algo que haya estado en contacto con el virus, como máquinas de afeitar, toallas, entre otros artículos.

Síntomas

Algunas personas presentan úlceras en la boca la primera vez que entran en contacto con el virus, otras no tienen ningún síntoma.

En la mayoría de los casos, los síntomas aparecen en niños de entre 1 y 5 años de edad. Pueden ser leves o graves y durar hasta 3 semanas.

  1. Dolor de garganta.
  2. Fiebre.
  3. Inflamación de ganglios linfáticos.
  4. Dolor al tragar.
  5. Ampollas en encías, labios, boca o garganta.

Los síntomas pueden desencadenarse por menstruación o cambios hormonales, al estar en el sol por mucho tiempo, fiebre o estrés. Asimismo, pueden desaparecer por sí solos en una o dos semanas.

En caso de no desaparecer, lo mejor es acudir con un médico para que evalúe tu caso. El especialista podría recetar antivirales para reducir el dolor y eliminar los síntomas rápidamente.

Consejos

  • Aplica hielo o un pedazo de tela caliente en las llagas para ayudar a aliviar el dolor.
  • Lava las ampollas suavemente con agua y jabón contra gérmenes. Esto ayuda a prevenir que el virus se extienda a otras zonas del cuerpo.
  • Evita las bebidas calientes, los alimentos picantes y salados, así como los cítricos.
  • Haz gárgaras con agua fría e ingiere paletas heladas.
  • Enjuaga la herida con agua salada.
  • Toma un analgésico.

 

Vía: Medline Plus