Existen muchos trucos y remedios para acelerar el metabolismo —con la finalidad de perder peso—. Si bien es importante cuidar el funcionamiento del sistema metabólico, creer en información falsa podría poner en riesgo tu salud.

Presta atención a los siguientes mitos y modifica tus hábitos.

1. El ejercicio acelera el metabolismo hasta mucho tiempo después.

Es posible que sigas quemando calorías hasta una hora después de ejercitarte, pero una vez que se dejes de moverte, tu metabolismo volverá a su ritmo normal.

2.  Aumentar la masa muscular ayuda a bajar de peso.

Sí lo hará, pero sólo en una pequeña medida. La mayoría de las personas que hacen ejercicio aumenta unas cuantas libras de músculo, lo cual no es suficiente para hacer una gran diferencia en la cantidad de calorías que queman.

3. Existen alimentos que aceleran el metabolismo.

Algunos productos naturales pueden dar un pequeño estímulo a tu metabolismo, pero no tanto como para hacer una diferencia en tu peso. Elige tus alimentos por su valor nutricional y sabor.

4. Hacer comidas pequeñas durante el día acelera el metabolismo.

Hay poca evidencia científica sobre esto. Sin embargo, distribuir tus comidas a lo largo del día puede evitar que te dé demasiada hambre y, en consecuencia, que comas en exceso.

5. Dormir bien por la noche ayuda a perder peso.

Un buen descanso no acelera el metabolismo. No obstante, no dormir bien puede llevar al aumento de peso. Las personas con problemas de sueño tienden a consumir más calorías de las que necesitan.

Conoce más: 3 mitos y realidades sobre los carbohidratos

Recomendaciones

Para perder peso, concéntrate en factores que mejoren tu metabolismo sin poner en riesgo tu salud.

  • Calorías. A medida que creces, es probable que necesites menos calorías. Esto se debe a que la cantidad de músculos tiende a disminuir, lo que provoca un aumento general de grasas. De acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, el tejido graso quema menos calorías que el tejido muscular.
  • Actividad física. El ejercicio aeróbico ayuda a quemar calorías; en tanto, los ejercicios de fortalecimiento ayudan a mantener una buena masa muscular. Tener más músculos te permite quemar calorías incluso cuando descansas —índice metabólico en descanso—.

 

Vía: Hola Doctor