Durante esta época del año, los casos de neumonía suelen incrementarse a causa de las bajas temperaturas y las condiciones propias del clima. Afortunadamente, ciertas medidas de prevención pueden ayudar a reducir los riesgos, tanto en niños como en adultos mayores, de acuerdo con la directora de Prevención y Promoción a la Salud de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), María del Pilar Nava Ramírez.

En el caso de los pequeños, es importante proporcionar únicamente leche materna durante los primeros seis meses de vida, así como extremar cuidados en el día a día. De igual forma, es esencial que los adultos mayores y las personas con padecimientos crónicos eviten exponerse al humo del cigarrillo, procuren abrigarse adecuadamente y cuiden su higiene personal.

Otras medidas saludables a tomar en cuenta son:

  1. Consumir frutas y verduras ricas en vitaminas antioxidantes, A, C, D y E.
  2. Lavar las manos con frecuencia.
  3. Limpiar las superficies y manijas dentro del hogar.
  4. Usar un pañuelo desechable, o la parte interior del codo, al estornudar o toser. 
  5. Evitar los cambios bruscos de temperatura.

Conoce más: ¿Cómo saber si tu hijo tiene neumonía caminante?

La neumonía ocurre ante una infección en los pulmones. Algunos gérmenes, como bacterias, virus u hongos, pueden causarla. También puede desarrollarse al inhalar líquidos o químicos. Los síntomas más comunes son: tos, fiebre, fatiga, náuseas, vómitos, respiración rápida o dificultad para inhalar, escalofríos y dolor en el pecho.

Es importante tomar en cuenta que los virus y las bacterias que provocan la neumonía son contagiosos. Suelen estar presentes en los líquidos de la boca o la nariz de las personas infectadas, mismas que deben descansar y tomar muchos líquidos mientras su organismo combate la infección.

Consulta a un especialista en caso de detectar alguna señal o síntoma de neumonía en tus familiares, en especial si se trata de un menor. ¡Protege su salud!

 

Vía: Notimex