,

La etapa que comprende entre los 8 y 12 meses de vida es fundamental para fomentar el juego y aprendizaje de los bebés, aseguran expertos.

Se trata de un periodo en donde los pequeños pasan de ser un recién nacido a un bebé curioso, por lo que buscarán explorar el mundo que les rodea e intentarán tocar todo lo que esté cerca.

Si bien esta curiosidad puede llegar a alarmar a algunos padres, lo cierto es que se trata de una gran oportunidad para fomentar el aprendizaje en los pequeños, mismo que le ayudará a garantizar un adecuado desarrollo mental, favoreciendo varios aspectos de su salud integral.

Para garantizar que este aprendizaje se desarrolle de la forma correcta, los padres deben dar oportunidades a sus hijos mediante juegos y acondicionar un lugar seguro para que pueda explorar sin peligro alguno.

Conoce más: Consejos para una buena alimentación en bebés menores de 1 año

Durante esta etapa es muy probable que los bebés disfruten jugando con envases de cartón, bloques, pelotas, juguetes que se apilan y para arrastrar o empujar.

Además de estos objetos, los expertos recomiendan que los padres motiven a sus pequeños a aprender mediante juegos y acciones como:

1. Hablarles.- Los bebés están aprendiendo a hablar en este periodo, por lo que lo ideal es hablarle constantemente e ir introduciendo palabras sencillas, nombrando objetos familiares y permitiendo que el bebé trate de imitarlo.

2. Animarlo a gatear.- Mientras está boca abajo, los padres pueden ayudarlo a colocarse en la posición de gateo con las manos y las rodillas. Pueden colocar su juguete favorito fuera de su alcance y animarlo a moverse hacia él.

3. Jugar al escondite.- Jugar a esconderse y volver a aparecer es muy útil, y puede reforzarse variando un poco el juego ocultando su rostro con una sábana y permitiendo que su hijo la retire, ocultándose tras una pared y mostrándole a su hijo cómo cubrir su rostro con las manos.

4. Búsqueda de objetos.- Jugar a esconder objetos y buscarlos estimula su desarrollo mental. Permite que tu hijo te observe ocultar un juguete y deja que lo busque.

5. Canciones.- Enseñar a los pequeños canciones y juegos con movimientos de manos los divertirá y favorecerá su desarrollo cognitivo.

 

Vía: Kid’s Health