,

De acuerdo con un nuevo estudio realizado por expertos de Noruega y publicado en la revista Journal of Epidemiology, las infecciones serias del torrente sanguíneo son más comunes entre las personas que poseen los siguientes factores de riesgo:

  1. Son fumadoras
  2. Padecen obesidad
  3. Son inactivas

¿Quieres saber por qué? Bueno, antes que nada hay que recordar que la infección del torrente sanguíneo se conoce como sepsis. Las personas que desarrollan sepsis tienen un riesgo de muerte mayor al 20 por ciento debido a la infección, afirman los investigadores. Cada año, la sepsis reclama la vida de 6 millones de personas alrededor del mundo.

Para descubrir qué podría aumentar el riesgo de esta infección letal, los investigadores revisaron los registros de casi 2,000 pacientes con septicemia en Noruega.

Los hallazgos mostraron que el fumar junto con la obesidad y un estilo de vida inactivo representaban una amenaza importante para el envenenamiento de la sangre. Las personas con estos tres factores se enfrentaban a un riesgo casi cinco veces mayor de sepsis que quienes no fumaban y tenían un peso normal.

El índice de masa corporal (IMC) de las personas utilizado en este cálculo fue de 35. No olvidemos que el índice de masa corporal es una estimación aproximada de la grasa del cuerpo, basada en las mediciones de altura y peso.

Un IMC por debajo de 25 se considera como peso normal, y uno mayor a 30 se considera como obesidad, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. Alguien con un IMC de 35 que mide más de 1.70 metros de altura pesa alrededor de 100 kg.

Conoce más: Probióticos, eficaces para prevenir infecciones urinarias

Al considerar la obesidad sola, las personas con un IMC entre 30 y 35 tuvieron un riesgo 30 por ciento mayor de sepsis, según el informe.

“Las personas con un IMC mayor a 40 tuvieron un riesgo tres veces mayor que las de peso normal”, dijo Julie Paulsen, coautora del estudio y estudiante de doctorado en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología.

Fumar aumentó el riesgo en un 50 por ciento, en comparación con las personas que nunca fumaron, halló el equipo de investigación.

Y ser completamente inactivo se ligó a un riesgo de sepsis de casi el doble, en comparación con los que se ejercitaban vigorosamente durante, al menos, una hora a la semana.

Las personas con obesidad también mostraron más probabilidades de morir de sepsis. Las personas con un IMC de 40 o más tuvieron tres veces el riesgo de morir por la infección, reveló el estudio.

Aunque los científicos no pudieron probar una relación de causa y efecto, enfatizaron que este estudio sugiere que las medidas relacionadas con el estilo de vida podrían reducir el riesgo de infecciones graves.

Así que ahora lo sabes, para reducir tu riesgo de desarrollar sepsis, mejor lleva hábitos saludables en tu día a día. Si tienes sobrepeso u obesidad, fumas y peor aún, no haces ejercicio, esta información debe ser tu motivación para iniciar un cambio que mejore y proteja tu salud.

 

Vía: Health Day News