,

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Médicos de Familia, la ictericia infantil es común durante los primeros días de vida de un bebé. Esta es causada por la presencia de niveles altos de bilirrubina (un pigmento biliar de color amarillo anaranjado que se produce por la degradación de la hemoglobina de los glóbulos rojos reciclados) y puede hacer que la piel, los ojos y la boca (debajo de la lengua) del infante se pongan amarillos.

Aunque la coloración puede parecer extraña, la ictericia infantil generalmente no es grave. No obstante, es más probable que tu bebé tenga ictericia debido a las siguientes causas:

  1. Nacimiento prematuro (nacido antes de las 38 semanas): es más probable que un bebé prematuro tenga un hígado inmaduro. Puede que tenga menos deposiciones que un bebé a término. Esto significa que es posible que el bebé prematuro no pueda eliminar la bilirrubina tan rápido como un bebé a término.
  2. Magulladuras durante el parto: las magulladuras generan más glóbulos rojos que deben convertirse en bilirrubina. Esto puede elevar los niveles de bilirrubina en el torrente sanguíneo.
  3. Problemas para amamantar: los bebés que tienen problemas para amamantar pueden estar deshidratados o tener una ingesta baja de calorías. Esto aumenta el riesgo de ictericia. Pídele ayuda a tu médico si tú o tu bebé tienen problemas para amamantar.

Conoce más: 4 cosas que debes y NO debes hacer con la fórmula casera para bebés

RECUERDA: La ictericia infantil suele aparecer entre 2 y 7 días después del nacimiento. A medida que se acumule la cantidad de bilirrubina en la sangre, el cuerpo de tu bebé se volverá más amarillo, y dicha coloración puede pasar de su cabeza hacia su pecho, e incluso hacia los dedos de los pies. Estos son signos de que tu bebé podría tener una ictericia más grave. Si esto ocurre, debes llamar al médico de tu bebé a la brevedad.

 

Vía: Familydoctor.org