,

Se dice que es posible confundir la sed con el hambre, motivo por el que a veces comemos sin que exista una necesidad verdadera. Sorprendentemente, ocurre lo mismo con las ganas de fumar. De acuerdo con Jeffrey P. Haibach, investigador del departamento de Salud Comunitaria y hábitos saludables de la Universidad de Búfalo, en Estados Unidos, lograr la sensación de saciedad con ciertos alimentos podría reducir la apetencia por el tabaco.

Para llegar a esta conclusión, Haibach y un grupo de investigadores entrevistaron a más de 1,000 fumadores mayores de edad. Tras un seguimiento de 14 meses, observaron que aquellos que incorporaban más frutas y verduras a su dieta tenían tres veces más posibilidades de dejar de fumar; fumaban menos cigarrillos al día, esperaban más tiempo para fumar su primer cigarrillo del día y mostraban una dependencia menor a la nicotina en las pruebas —en comparación con aquellos que consumían menos alimentos saludables—.

Conoce más: 3 consejos infalibles para dejar de fumar

¿Es posible que el consumo de frutas y verduras influya en la decisión de dejar de fumar? Según los expertos, las frutas y verduras logran una dependencia menor a la nicotina. Además, la fibra de estos alimentos genera mayor sensación de saciedad. Pero eso no es todo, se trata de productos naturales que empeoran el sabor del tabaco.

Un estudio anterior, publicado en el Journal Nicotine & Tobacco Research, realizado por investigadores de la Universidad Duke de Carolina del Norte, comprobó que algunos alimentos empeoran el sabor del cigarro, entre ellos destacan las frutas, las hortalizas y los productos lácteos.

Por el contrario, “consumir abundante carne, alcohol o café produce el efecto contrario, ya que realza su sabor, haciendo más atractivo el hábito de fumar”, señaló la endocrinóloga Julia Álvarez, jefa de la sección de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares.

Así que ya lo sabes, “la mejora de la dieta debe formar parte de las recomendaciones para dejar de fumar”, señaló Haibach.

 

Vía: El País