Mucho se dice acerca de dejar de fumar, incluso, existen diversos trucos para lograrlo. Lo cierto es que la voluntad y las ganas de tener una buena calidad vida es lo único que puede ayudarte a dar ese paso.

No importa si se trata de un cigarro o una cajetilla al día, fumar contribuye al desarrollo y muerte por cáncer de pulmón en el 90% de los casos, según la Asociación Americana del Pulmón (ALA, por sus siglas en ingles). Desafortunadamente, no sólo dañas tu cuerpo, también afectas la salud de los que te rodean —debido a la exposición al humo de segunda mano—.

Conoce más: Cambio de hábitos, fundamental para dejar de fumar

¿Estás listo para recuperar tu salud?

1. Establece una fecha para dejar de fumar, con el fin de solidificar tu compromiso. Procura que sea una fecha significativa, como un cumpleaños o un aniversario.

2. Crea un sistema de respaldo. Encuentra a un amigo que también quiera dejar de fumar. Si no es posible, pide a algún familiar o a algún amigo que te ayude a seguir con tu propósito.

3. Come muchas frutas y verduras. No olvides realizar ejercicio con regularidad. Si no estuviste activo últimamente, empieza poco a poco.

Una vez que hayas dejado el cigarro, hazte las pruebas de cáncer de pulmón. Esto incluye a las personas de 55 a 79 años de edad que han fumado mucho por años.

Si no fumas, evita el humo de segunda mano. Si vives o trabajas con personas fumadoras, anímalas para que lo dejen. De igual forma, evita los carcinógenos conocidos. Si trabajas con materiales que provocan cáncer, toma medidas para protegerte. ¡Cuídate!

 

Vía: Hola Doctor