El dilema es muy familiar: es lunes por la mañana, entras en tu oficina y ves que alguien ha dejado una gran bolsa de pan en la sala de descanso. Luego, tu compañero de trabajo te dice que habrá pastel más tarde para otra celebración de cumpleaños.

Una cosa es segura: No estás solo(a), pues una nueva encuesta realizada en Estados Unidos encontró que alrededor de una cuarta parte de las personas consume casi 1,300 calorías en el trabajo cada semana. Peor aún, la encuesta sólo incluyó alimentos que las personas no suelen llevar a su trabajo y alimentos que no compraron a vendedores o negocios externos.

“La mayoría de las calorías que obtenían las personas en el trabajo eran calorías por las que no pagaban: el 70 por ciento de ellas eran gratuitas”, dijo el coautor del estudio Stephen Onufrak, epidemiólogo de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Conoce más: Cerezas, un alimento con gran poder antioxidante

De acuerdo con el experto, los alimentos y bebidas que más comúnmente se consumieron en el trabajo fueron:

  1. Café
  2. Bebidas azucaradas / endulzadas
  3. Sándwiches
  4. Galletas
  5. Brownies
  6. Papas fritas
  7. Pizza
  8. Ensalada con mucho condimento / aderezo
  9. Agua
  10. Refrescos de dieta

Cuando los investigadores analizaron los alimentos por porcentaje calórico, la pizza fue la principal fuente de calorías obtenidas en el trabajo, seguida de los sándwiches y los refrescos regulares.

Onufrak dijo que los alimentos que se consumen en el empleo son aquellos que normalmente se ingieren en el almuerzo. Cabe señalar que algunos lugares de trabajo sí tenían cafeterías y los alimentos comprados en ellas también se incluyeron en la encuesta.

 

Vía: Health Day News