Si recientemente tuviste un infarto es normal tener miedo de sufrir un segundo. Aproximadamente, 1 de cada 5 personas que han tenido un ataque cardíaco serán readmitidas en el hospital por un segundo dentro de los siguientes cinco años, así lo indica la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA). La organización también señala que ocurren alrededor de 335,000 infartos recurrentes cada año tan solo en Estados Unidos.

Sin embargo, no significa que formarás parte de estos números, ya que puedes tomar medidas para evitar un segundo ataque cardíaco, así lo asegura el doctor Arthur Okere, especialista en cardiología intervencionista en el Bayshore Medical Center y el Ocean Medical Center. Asimismo, debes ser proactivo(a) [tener iniciativa y capacidad para anticiparte a problemas o necesidades futuras].

«Después de un infarto inicial, lo primero es mitigar tus riesgos y cambiar tus hábitos», subrayó Okere.

Mantente al día con tus medicamentos

En primer lugar, el experto pide nunca olvidar tus medicamentos.

“Una vez que colocamos un stent en tu corazón después de un ataque cardíaco, también te administramos un medicamento que no solo asegura la longevidad del stent, sino que también reduce la probabilidad de que ocurra otro infarto”, explicó.

Además de los posibles anticoagulantes, como betabloqueadores y aspirina, tu médico puede recetarte una estatina en dosis altas.

«Una vez que sufres un ataque cardíaco, debes tomar una estatina de por vida, y debe ser una dosis alta, incluso si no tienes el colesterol alto», refirió Okere.

Conoce más: Actividad cerebral inducida por estrés y enfermedad del corazón, ¿cómo se relacionan?

Continúa viendo a tu médico

El doctor Okere también recomienda seguir viendo a tu médico con regularidad para controlar tu presión arterial y discutir cualquier posible síntoma que pueda indicar un segundo ataque.

Realiza algunos cambios en tu estilo de vida

Hay algunos cambios que debes realizar en tu estilo de vida para prevenir un segundo ataque cardíaco.

Primero, vigila tu dieta. A veces, incluso cuando pensamos estar comiendo de manera saludable, no es así, advierte Okere. “Las dietas occidentales suelen estar llenas de grasas saturadas y colesterol malo”, menciona. «Y muchas personas también tienden a comer en exceso».

Estos son los cambios de estilo de vida que recomienda el especialista:

  • Reduce la ingesta de alimentos grasos, fritos y cargados de colesterol
  • Come porciones más pequeñas
  • Deja de fumar
  • Controla tu nivel de estrés
  • Haz mucho ejercicio

“El corazón es un músculo, y mantenerlo activo es esencial para que esté fuerte y saludable”, destacó Okere.

Monitorea otras condiciones

Si tienes otras comorbilidades, como diabetes, también es fundamental mantenerlas bajo control. Controla tus niveles de azúcar en sangre y mantén baja tu presión arterial.

Según Okere, si los pacientes de ataque cardíaco cumplen con sus medicamentos y mantienen un estilo de vida saludable, es raro ver un segundo infarto en toda regla.

«Claro que podría suceder, pero no es tan común si los pacientes toman las medidas adecuadas para mejorar su salud», finalizó.

 

Vía: Hackensack Meridian Health