Los cólicos menstruales son muy comunes entre las mujeres; el hecho es que eso no los hace normales o buenos. El dolor abdominal es una de las principales señales de miomatosis, formación o presencia de miomas múltiples en el útero.

Desafortunadamente, entre 5 y 10% de los casos de infertilidad de la mujer están asociados con este padecimiento —la causa única para no concebir un bebé en casi el 3% de los caso—s, de acuerdo con el ginecólogo Alfonso Martínez.

Los factores de mayor riesgo asociados a la presencia de miomas son la edad, factores hereditarios, nuliparidad, tabaquismo, alto consumo en carnes rojas, consumo de alcohol y deficiencia de vitamina D.

Síntomas

  • Sangrado entre periodos.
  • Sangrado menstrual abundante —a veces con coágulos de sangre—.
  • Periodos menstruales que pueden durar más de lo normal.
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  • Cólicos pélvicos o dolor durante los periodos.
  • Sensación de presión en la parte baja del abdomen.

Los miomas son tumores que inician en una sola célula de músculo liso uterino y que tienen componentes fibroides. Pueden crecer en cualquier parte del útero bajo la influencia de factores de crecimiento locales, citosinas y hormonas sexuales.

Conoce más: 7 signos para detectar fibromas uterinos

Los miomas uterinos se han clasificado como: submucosos, si distorsionan la cavidad uterina; intramurales, si residen predominantemente dentro de la pared miometrial uterina, y subserosos, si protruyen fuera de la superficie uterina.

En general, el tratamiento depende la edad, los síntomas, el tipo de miomas, si hay un embarazo de por medio o si se planea tener hijos a futuro. En todo caso, si detectas los síntomas, visita a un especialista.

Más allá de los malestares, existen riesgos a largo plazo que podrían evitarse, como: dolor intenso o sangrado muy abundante que requiere cirugía urgente; anemia por el sangrado abundante; infecciones urinarias o esterilidad.

 

Vía: Notimex