Los perros son una de las mascotas preferidas por muchas personas. Cada vez es más común encontrar uno de estos animales en los hogares de las familias.

Si bien se trata de mascotas bondadosas y leales, estudios recientes también han encontrado que pueden traer consigo algunos beneficios para la salud integral de sus dueños.

Anteriormente, se había vinculado el hecho de tener un perro como mascota a mejoras en la esperanza de vida, menor riesgo de depresión y aumento en la cantidad de actividad física.

Conoce más: 3 medidas para evitar contagio de enfermedades por parte de mascotas

Ahora, un reciente estudio europeo ha encontrado que tener un perro en casa podría ayudar a mejorar la salud del corazón.

Beneficios cardíacos

Tener un perro aumenta la sensación de bienestar en general, disminuye la soledad, así como las tasas de depresión. Todos estos factores también se relacionan con la salud cardiovascular”, indicó Francisco Lopez-Jimenez, autor principal de la investigación.

Durante el estudio, se encontró que los propietarios de cualquier tipo de mascota obtuvieron puntajes más altos, en comparación con quienes no tenían mascotas, en las siete medidas de la salud del corazón de la Asociación Estadounidense del Corazón: presión arterial, colesterol, azúcar en la sangre, actividad física, dieta, índice de masa corporal y tabaquismo.

Pero fueron los propietarios de perros quienes registraron los puntajes más elevados. Quienes tenían un acompañante canino en casa reportaron mayores niveles de actividad física, una mejor dieta y buenos niveles de azúcar en la sangre que el resto del grupo de estudio.

Los investigadores apuntaron que estos resultados no necesariamente quieren decir que el hecho de tener un perro por sí solo garantiza estar protegido contra una enfermedad cardiovascular. Lo que sí se encontró fue que tener un perro como mascota puede ser clave para aumentar los niveles de actividad física y adoptar otros estilos de vida saludables que protegen la salud del corazón.

 

Vía: The New York Times