,

De acuerdo con la Clínica Mayo, en Estados Unidos, la hinchazón de piernas y pies durante un viaje en avión es común y generalmente inofensiva. La culpable suele ser la inactividad física que tiene lugar durante un vuelo.

Sentarse con los pies en el suelo durante un período prolongado hace que la sangre se acumule en las venas de las piernas. La posición de estas cuando te encuentras sentado también aumenta la presión en sus venas. Lo anterior contribuye a la hinchazón de pies, pues ocasiona que el líquido abandone la sangre y se mueva hacia los tejidos blandos circundantes.

Conoce más: 5 puntos a considerar si viajarás en avión con tu bebé

Recomendaciones

Para aliviar la hinchazón del pie durante un vuelo, la clínica recomienda lo siguiente:

  • Usa ropa holgada
  • Haz una caminata corta más o menos cada hora
  • Flexiona y extiende tus tobillos y rodillas con frecuencia mientras estás sentado
  • Flexiona los músculos de la pantorrilla
  • Cambia la posición de tu asiento lo más que puedas, teniendo cuidado de no cruzar las piernas
  • Bebe muchos líquidos para prevenir la deshidratación
  • Evita el alcohol y los sedantes, pues podrían hacerte sentir demasiado somnoliento o inestable para caminar dentro del avión.

La hinchazón de los pies no es un problema grave si dura poco tiempo. Sin embargo, la hinchazón excesiva que persiste durante varias horas después de reanudar la actividad podría deberse a una afección más grave, como un coágulo de sangre en la pierna (trombosis venosa profunda). Asimismo, si tienes hinchazón en una sola pierna y también experimentas dolor en la extremidad, busca atención médica inmediata.

Sumado a lo anterior, si tienes un mayor riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos, ya sea por haberte sometido a una cirugía o porque tomas algún tratamiento hormonal, habla con tu médico antes de viajar, pues puede recomendarte usar medias de compresión durante tu vuelo. En algunos casos, tu proveedor de atención médica podría recetarte un medicamento anticoagulante para que lo tomes antes de partir.

 

Vía: Mayo Clinic