La escoliosis es una curvatura anormal de la columna vertebral. Si bien la espina dorsal de toda persona se curva un poco de manera natural, las personas con escoliosis tienen demasiada curvatura. En la mayoría de los casos, la causa es desconocida —escoliosis idiopática—, aunque es un hecho que afecta, con mayor frecuencia, a las niñas, según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés).

Existen tres signos clave para detectar este tipo de problema en los niños: hombros desnivelados, curvatura de la columna y caderas desniveladas. Otros síntomas son dolor de espalda, debilidad o sensación de cansancio en la columna.

Además de la escoliosis idiopática, existen la congénita, que se presenta desde el momento del nacimiento; y la neuromuscular, causada por un problema en el sistema nervioso que afecta los músculos. Para establecer qué tipo de tratamiento se necesita, es necesario que un especialista determine la severidad, es decir, si es no estructural —cuando la columna vertebral tiene una estructura normal y la curva es temporal— o estructural —cuando la desviación es permanente—.

¿Es posible recurrir a la prevención?

Desafortunadamente, no. En la mayoría de los casos, la escoliosis idiopática no se nota hasta la adolescencia. Ciertamente, existen medidas para prevenir la desviación de la columna, como mantener la espalda recta, no cargar cosas pesadas o practicar natación, pero sólo se trata de pautas para mantener una buena postura, no para prevenir la escoliosis.

“Una cosa de la que los padres no tienen que preocuparse es de la escoliosis causada por una mochila con sobrepeso. Aunque las mochilas sobrecargadas pueden provocar tensión muscular, no causan escoliosis. Tampoco una buena postura en la infancia previene la escoliosis”, dijo Raymund Woo, cirujano ortopédico pediátrico.

Conoce más: ¿Qué son los hábitos de higiene postural?

Si detectas alguna anomalía en la postura de tu hijo, o en la forma de su espalda, visita de inmediato a un especialista. Recuerda que la curvatura empeora, generalmente, durante un período de rápido crecimiento. 

 

Vía: Hola Doctor/ Medline Plus