El embarazo trae consigo muchos cambios físicos, pero también mentales. De acuerdo con Eduardo Calixto González, académico de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), después del primer embarazo, las mujeres alcanzan una madurez neuronal importante.

Este cambio optimiza la toma de decisiones, mejora la memoria y desarrolla la atención selectiva. La razón es simple: durante el embarazo el cerebro reorganiza las redes neuronales, situación que mejora los procesos cognitivos, según el académico.

¿Cómo ocurre este proceso?

Se debe a diversas hormonas: la oxitocina que segrega el cerebro genera apego con el bebé, en tanto que la progesterona y los estrógenos también ayudan a reforzar el lazo afectivo.

“Así, el cerebro de las futuras madres está dispuesto para tener más actividades relacionadas con el cuidado de los hijos, garantizando el cuidado del ser humano y disminuyendo los riesgos de vida del bebé”, detalló.

Conoce más: Preeclampsia en el embarazo: Factores de riesgo y síntomas

Otros cambios

Los cambios en el sistema inmunológico provocan vómitos en esa etapa, de acuerdo con el también jefe del Departamento de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría.

Esto sucede porque el organismo detecta células que no le pertenecen y ocurre una inmunosupresión fisiológica (disminución de la respuesta inmunológica), por lo que cambia la percepción de lo que se come y huele.

Aunque no lo creas, durante esa etapa también ocurren procesos más complejos que provocan cambios en el padre. De esta forma, cuando una mujer embarazada convive con su marido, transmite las hormonas de la gestación por medio del sudor o la saliva.

Interesante, ¿no crees? Si tienes dudas sobre tu embarazo o detectas algún síntoma extraño, visita a tu médico.

 

Vía: Notimex