Los dolores de cabeza recaen, con mayor frecuencia, en los adolescentes. Esto de debe, en gran medida, a los cambios hormonales, el estrés, la tensión y la depresión. También pueden ser causados ​​por la tensión en cuello o espalda al tener una mala postura. Afortunadamente, algunas medidas pueden reducir la incidencia de estos dolores. Toma nota.

  1. Relajación. Recurrir a actividades que estimulen la relajación es de gran ayuda para la salud. Existen diversas opciones, entre ellas destacan el yoga y los pilates, ejercicios que mezclan el poder de la mente y el cuerpo.
  2. Dieta equilibrada. Saltarse las comidas y no llevar una dieta nutritiva contribuye a los dolores de cabeza. Las frutas y verduras son la clave.
  3. Descanso reparador. El primer paso es desconectarse de los dispositivos electrónicos; para después, dormir de siete a ocho horas por noche.
  4. Evitar consumo de sustancias nocivas. Los efectos del alcohol y las drogas pueden provocar dolores de cabeza, así como muchos otros problemas de salud.
  5. Actividad física. La actividad física reduce el estrés y ayuda a dormir mejor. Durante el ejercicio, el organismo libera endorfinas, hormonas que fungen como analgésicos naturales del cuerpo.

Conoce más: ¿Qué hacer cuando mi hijo tiene dolor de cabeza?

La tensión ocular también causa dolores de cabeza. Por este motivo, se recomienda pasar menos tiempo mirando las pantallas, con la finalidad de darle un descanso a los ojos. Si se realizan muchas actividades frente a la computadora, es esencial descansar la vista cada 20 minutos.

En caso de dolor extremo, lo ideal es solicitar la asesoría de un médico. Recuerda que cualquier síntoma podría reflejar otro mal mayor. En tanto, el uso de calor o hielo puede ser de gran ayuda para aliviar el malestar.

 

Vía: Family Doctor