,

A pesar de su importancia para la salud integral, la salud oral suele ser un aspecto poco atendido por la mayoría de las personas, motivo que aumenta los riesgos potenciales de desarrollar importantes afecciones, como el cáncer bucal.

Llevar a cabo hábitos de higiene deficientes y fumar son dos factores de riesgo que se han relacionado con un mayor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer. Sin embargo, hay otro factor al que se le ha prestado poca atención: tener dientes dañados.

Contar con piezas dentales dañadas por caries, así como sufrir constantes quemaduras al interior de la boca podrían ser considerados factores de riesgo para la aparición de cáncer bucal o de lengua, advirtió Ramón Cabello Molina, titular de los servicios de Oncología en el Hospital General Regional uno del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ciudad Obregón.

Conoce más: ¿Cómo afecta beber alcohol a la salud bucal?

“Las piezas dentales mal cuidadas, los postes o prótesis que pudieran estar en la boca, podrían ser consideradas factores de riesgo porque son un trauma constante y una inflamación crónica que podría, en determinado momento, desencadenar una neoplasia [formación anormal en alguna parte del cuerpo de un tejido nuevo de carácter tumoral, benigno o maligno]”, explicó.

De acuerdo con el experto, el riesgo de desarrollar cáncer oral aumenta cuando los dientes presentan traumas constantes y una inflamación crónica.

Síntomas

Los síntomas que alertan sobre un posible caso de cáncer bucal incluyen:

-Manchas blancas o rojas dentro de la boca.

-Una llaga en la boca que no se cura.

-Hemorragias en la boca.

-Caída de dientes.

-Problemas o dolor para pasar los alimentos.

-Tener un bulto en el cuello.

-Presentar dolor de oído.

Prevención

Se puede reducir el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer llevando a cabo las siguientes recomendaciones:

-Evitar fumar.

-Evitar el consumo de alcohol.

-Llevar a cabo adecuados hábitos de higiene.

-Cuidar las piezas dentales dañadas.

 

Vía: Notimex