En México, el Programa Nacional de Salud 2007 – 2012, señala que  las enfermedades cardiovasculares son la segunda causa de muerte en el país. Entre ellas, las que destacan son la cardiopatía isquémica, que es la responsable de más de la mitad de las muertes en este grupo de padecimientos. Los eventos cardiovasculares representan también una causa importante de discapacidad.

La OMS estima que los padecimientos cardiovasculares son la causa del 26% de las muertes en México.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos padecimientos, como el infarto al miocardio y el accidente cerebrovascular, cobran 17.5 millones de vidas al año en el mundo. Hay diversos tipos de enfermedades del corazón, la causa más común es el estrechamiento o bloqueo de las arterias coronarias y los vasos sanguíneos que suministran sangre al propio corazón.

Factores de riesgo incluyen:

  • Edad. El simple hecho de envejecer aumenta el riesgo de sufrir deterioro en las arterias, éstas se estrechan y el músculo cardíaco se debilita o crece.
  • Sexo. Los hombres son generalmente más propensos a padecer enfermedades del corazón. Sin embargo, el riesgo de una mujer aumenta después de la menopausia.
  • Historia familiar. Los antecedentes familiares de enfermedad cardíaca aumenta el riesgo de enfermedad arterial coronaria, especialmente si uno de los padres la desarrolló a una edad temprana.
  • cigarrosFumar. La nicotina contrae los vasos sanguíneos, y el monóxido de carbono puede dañar el revestimiento interior, haciéndolos más susceptibles a la aterosclerosis. Los ataques al corazón son más comunes en los fumadores que en no fumadores.
  • Presión arterial alta. La hipertensión contribuye a que las paredes de los vasos sanguíneos se hagan más gruesas, cuando esto se combina con depósitos de colesterol en los vasos, puede causar problemas como derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca e infarto.
  • Altos niveles de colesterol en sangre. Los altos niveles de colesterol en la sangre pueden aumentar el riesgo de formación de placas y la aterosclerosis. Las placas pueden ser causadas ​​por un alto nivel de lipoproteína de baja densidad (LDL), conocido como colesterol “malo”, o un nivel bajo de lipoproteína de alta densidad (HDL), conocido como colesterol ” bueno”.
  • sal-sodioMala alimentación. Una dieta alta en grasas saturadas, sal y colesterol puede contribuir al desarrollo de enfermedades del corazón.
  • Diabetes. La diabetes aumenta el riesgo de enfermedades del corazón. Ambas enfermedades comparten factores de riesgo similares, como la obesidad y la hipertensión arterial.
  • Obesidad. El exceso de peso por lo general agrava otros factores de riesgo.
  • Inactividad física. La falta de ejercicio también está asociado con muchas formas de enfermedades del corazón y algunos de sus otros factores de riesgo.
  • Estrés. El estrés puede causar daño en las arterias, así como empeorar otros factores de riesgo.
  • Falta de higiene. No lavarse regularmente las manos y la falta de otros hábitos de higiene que pueden ayudar a prevenir las infecciones virales o bacterianas pueden ser un factor de riesgo de infecciones del corazón, especialmente si ya tienes una condición subyacente. La mala salud dental también puede contribuir a la enfermedad cardíaca.

 

Vía: Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y la Sangre de EU; Servicio Nacional de Salud del Reino Unido; Clínica Mayo; Mediline Plus