El autocontrol -que es básicamente la capacidad de control o dominio sobre uno mismo- es una pieza fundamental cuando se busca bajar de peso.

Tener sobrepeso ha sido asociado por múltiples estudios con un riesgo mayor a desarrollar importantes problemas de salud integral, por lo que prevenirlo es la recomendación de médicos y especialistas.

Una de las claves para mantener a raya el sobrepeso es saber dominar y tener bajo control nuestros impulsos al momento de lidiar con las tentaciones alimenticias.

De acuerdo con expertos, para perder peso es necesario cambiar los patrones y hábitos que conducen a una persona a comer en exceso. Y aquí es donde radica la importancia del autocontrol.

Conoce más: ¿Cómo distinguir el hambre de los antojos?

Sin embargo, tener la capacidad de resistirse a las comidas tentadoras -comúnmente aquellas que son ricas en calorías- puede llegar a ser complicado para algunas personas.

Es por ello que los especialistas recomiendan llevar a cabo algunas acciones puntuales, como por ejemplo:

1. Evitar en lugar de resistir

Tener que resistirse constantemente a las tentaciones alimenticias puede llegar a ser agotador, especialmente en las noches, que es cuando la mayoría de las personas tienden a ceder ante alimentos ricos en azúcar o grasas.

Es por ello que los especialistas sugieren evitar estas tentaciones en lugar de resistirlas. ¿Cómo? Eliminando cualquier posible tentación de nuestra vista u olfato. Eso significa hacer cambios pequeños pero significativos, como dejar de comprar alimentos chatarra y reemplazarlos por aperitivos saludables para tenerlos en la cocina, e incluso alterar la ruta para ir al trabajo o regresar a casa para evitar pasar frente a una pastelería tentadora.

2. Identificar

Es importante identificar aquellas actividades que hagan sentir la necesidad de comer, como por ejemplo ver la televisión. Si hacerlo provoca en nosotros deseos por consumir aperitivos, lo ideal es limitar el tiempo frente a la tele y, en su lugar, realizar alguna otra actividad, como salir a caminar o leer.

3. Tomar nota

El autocontrol puede ser reforzado escribiendo y recordando en todo momento las conductas exactas que intentamos cambiar, anotando los pasos que se necesitan para lograrlo, y registrando el progreso de forma constante.

 

Vía: Health Day News