El estrés es uno de los mayores enemigos invisibles que existen para la salud integral. A niveles altos puede ocasionar una serie de importantes afecciones, de ahí que sea fundamental detectarlo y combatirlo a tiempo.

Si bien el estrés suele afectar a mujeres y hombres por igual, un estudio publicado en la revista especializada The Journal of Brain & Behavior encontró que las mujeres tienen hasta el doble de probabilidades de padecer estrés y ansiedad a niveles graves en comparación con los hombres.

De acuerdo con especialistas, esto se debe a que, además de lidiar con el trabajo y las labores familiares, las mujeres tienen que batallar con un ‘trabajo emocional’. Este concepto se define como el trabajo que se espera que una persona haga, pero que nadie reconoce al final.

Conoce más: ¿Por qué las mujeres sufren más dolores de cabeza?

Este trabajo emocional puede llegar a provocar efectos negativos en la salud, como por ejemplo insomnio, encontró un estudio publicado en la revista especializada Personnel Psychology.

¿Cómo combatirlo?

“Biológicamente no estamos hechos para permanecer en estado de estrés intenso todo el tiempo. Nos perdimos en la idea de que la única manera de ser productivo es estar pendiente todo el tiempo”, expuso Emma Seppala, directora de Ciencias del Centro de Investigación y Estudio de la Compasión y el Altruismo en la Universidad de Stanford, en Estados Unidos.

La experta recomendó seguir los siguientes consejos para combatir esta afección:

1. Hábitos saludables

Dormir adecuadamente es clave para prevenir y combatir el estrés. “Lo básico para lograr tener un sueño reparador es iniciar con una dieta saludable y ejercitarse”, afirmó la experta. Asimismo, “contar con el apoyo de relaciones confiables es transcendental, incluyendo el apoyo profesional de diversos proveedores de la salud y el bienestar, en caso de que el estrés se esté volviendo cada vez más apabullante”, indicó.

2. Identificar los detonantes

El trabajo suele ser uno de los principales factores estresantes. Sin embargo, hay que ser “muy específicos con respecto a lo que nos hace sentir presionados. El estrés laboral puede presentarse en muchas formas: ¿Acaso es un colega que no respeta tu tiempo? ¿Será un jefe que le resta autoridad a las decisiones que tomas cotidianamente? Estos son diferentes factores que puedes resolver con distintas formas de autocuidado”, mencionó la especialista.

3. Buscar apoyo

En algunos casos, se puede recurrir al apoyo de la pareja, quien “comprenderá tu estrés, en lugar de desdeñarlo. Es importante hablar de estos temas antes de que alcancen un punto crítico”, destacó Seppala.

 

Vía: The New York Times