Al menos, una de cada cuatro adolescentes estadounidenses sufre alguna enfermedad de transmisión sexual. Además, se estima que existen 19 millones de nuevos casos de este tipo de infecciones cada año, de los cuales la mitad son jóvenes entre 15 y 24 años.

57HablarHijosTransmi

 

Para que los menores de 25 años prevengan  infecciones transmitidas sexualmente- lo que podría tener graves consecuencias para la salud y poner en peligro a sus parejas- es importante que converses con tus hijos sobre la necesidad de protegerse y realizarse exámenes que determinen enfermedades de este tipo.

Te aconsejamos seguir esta serie de recomendaciones:

-Si bien para muchos padres es difícil hablar sobre temas sexuales con sus hijos, es importante tener la iniciativa e informarse para poder entregar el apoyo que el adolescente pueda necesitar durante esta etapa. Infórmate sobre la abstinencia, la anticoncepción y las enfermedades de transmisión sexual.

-Prepararse para contestar todas sus inquietudes sobre las relaciones sexuales. La contra pregunta, “¿por qué me consultas eso?”, puede servir para conocer la motivación del adolescente sobre el tema.

-Aprovechar el contexto propicio para hablar con ellos sobre sexualidad. Estos momentos podrían ser mientras escuchan música, miran televisión, viajan, caminan o disfrutan una comida juntos.

-El tono de voz es fundamental. Por ende, se debe demostrar tranquilidad y afecto.

-Preguntar a tu hijo su opinión, ayudará a saber lo que ya sabe y qué conceptos utiliza para decirlo.

-La oportunidad puede servir para exhibirle tu punto de vista y valores.

-Conversen sobre lo que ven y oyen. Con la masificación del Internet, la mayoría de los adolescentes pueden observar y averiguar lo que deseen. Habla con tus hijos sobre cómo algunas de las imágenes que circulan por la red le faltan el respeto a los cuerpos de las personas.

-También conversen acerca de los mitos como, por ejemplo, de que el sexo oral no es un comportamiento peligroso, ya que algunas personas no lo consideran necesariamente una relación sexual. Explícales que de esta forma también corren riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

-Siempre ten en cuenta que la autoestima y la información oportuna son las mejores herramientas de tus hijos para combatir las enfermedades de transmisión sexual. Tener una buena autoestima les brinda la confianza para soportar la presión y rechazar las relaciones sexuales cuando no lo desean, mientras que estar correctamente informados los ayuda a protegerse si quieren comenzar una vida sexual activa.

 

Si deseas informarte más sobre temas de sexualidad, visita el sitio especializado de Clikisalud aquí.