,

Los riñones son dos órganos con forma de frijol, cada uno del tamaño de un puño. Están ubicados en tu abdomen a ambos lados de tu columna vertebral. Estos tienen dos importantes funciones: filtrar los desechos de la sangre y producir orina. Asimismo, existen diferentes tipos de cáncer que pueden afectar tus riñones.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos reportó que, para 2018, hibieron más de 63,000 nuevos casos de cáncer de riñón en dicho país.

De acuerdo con la Clínica Mayo, la incidencia de esta enfermedad parece estar aumentando. Una posible razón podría ser una mayor detección de la misma mediante tomografías computarizadas.

Síntomas

El cáncer de riñón no suele causar ningún síntoma en sus primeras etapas, pero a medida que va avanzando, estos comienzan a manifestarse y pueden incluir:

  • Dolor de espalda persistente, especialmente justo debajo de las costillas
  • Sangre en la orina
  • Dolor abdominal
  • Hinchazón abdominal
  • Un bulto en el abdomen
  • Fatiga
  • Dolor de costado
  • Fiebres recurrentes
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Anemia

Conoce más: Extirpación de riñón, ¿cómo se hace y por qué se realiza?

Tipos de cáncer de riñón

Como dijimos, varios tipos de cáncer pueden afectar los riñones. El tipo más común en adultos es el adenocarcinoma renal (también conocido como carcinoma de células renales), el cual comienza en la parte del riñón que filtra la sangre. Otro cáncer de riñón muy presente es el carcinoma de pelvis renal, que comienza en la parte del riñón donde se recolecta la orina.

Por otra parte, el tumor de Wilms es el tipo más común de cáncer de riñón en niños menores de 5 años.

Cabe señalar que hay otros tipos de cáncer renales, pero son raros.

RECUERDA: Un diagnóstico de cáncer de riñón requiere una historia clínica y un examen físico completos. Tu médico buscará una hinchazón abdominal o un bulto en tu abdomen. En los hombres, el médico también puede buscar una vena agrandada y torcida, llamada varicocele, en el escroto.

Finalmente, no dudes en acudir a una revisión médica a la brevedad si presentas cualquiera de los síntomas antes citados, a fin de descartar o diagnosticar a tiempo esta enfermedad.

 

Vía: Healthline