Los sobrenombres son muy comunes en la etapa escolar, a veces sólo se trata de una forma de cortar el nombre (Angie en lugar de Angélica), y es sinónimo de confianza y hasta de cariño, pero ¿qué pasa cuando el apodo incomoda al estudiante?

8_Bullying_apodos_daño

Desafortunadamente el bullying es uno de los factores más altos por los que los niños y adolescentes se deprimen, tienen bajo rendimiento escolar y poca capacidad de socializar.

Según la Secretaría de Desarrollo Social del Distrito Federal, el 90% de estudiantes de primaria y secundaria han sido víctimas de insultos y humillaciones por compañeros en sus escuelas e incluso por docentes.

Consecuencias de los sobrenombres Después de los tres años, los niños comienzan a poner sobrenombres sin intención ofensiva, y también a esa edad ya externan su molestia por ser llamados con algún sobrenombre. Los apodos pueden basarse en el aspecto físico, de religión, raza o clase social, y no deben ser aceptados bajo ninguna circunstancia.

Generalmente este tipo de maltrato en las escuelas viene acompañado de una cadena de agresiones contra algunas personas que fácilmente se distinguen del resto de los alumnos, ya que generalmente están aislados, callados y permanecen inseguros de acercarse, convivir y participar.

Quienes son más propensos a este tipo de bullying, son los niños que generalmente presentan un retraso en su maduración física, es decir se ven generalmente más débiles que el resto. Lo que provoca también un avance tardío en su desarrollo emocional, esto debido a que la agresión siempre deja a su paso algo difícil que resolver, el trauma.

Muchos estudiantes renuncian a su educación debido a este acoso, al año se presentan numerosos casos de suicidio debido a la imposibilidad de resolver este tipo de situaciones dentro del ambiente escolar.

Recomendaciones generales
Según los especialistas un pequeño que es etiquetado en la escuela puede salir avante de la situación si tiene alta su autoestima y se favorece el respeto a su alrededor. Por eso, recomiendan crear un ambiente de comunicación de emociones por medio de dinámicas de grupo, que favorezcan la escucha activa y la empatía, así como establecer bases para enfrentar conflictos.

Consejos para Estudiantes

  •  Marca siempre los límites con tus compañeros.
  •  Aprende a trabajar en equipo y a ser tolerante con los demás.
  •  Muestra siempre respeto, para poder exigir lo mismo de vuelta.
  •  Trabaja en tu autoestima y recuerda que eres importante, igual que los demás.
  •  Desarrolla el manejo de tus emociones para poder convivir mejor.

Consejos para Padres

  •  Pon el buen ejemplo, no acostumbres dirigirte a los miembros de la familia con insultos.
  •  Exige el respeto en tu casa.
  •  Da oportunidades a tu hijo de romper estereotipos, por ejemplo; si es bajito, puedes motivarlo a jugar basquetbol contigo regularmente.
  •  Hazle entender a tu hijo que él es mucho más que su descripción física.
  •  Ayuda a tu hijo a ser asertivo.

Sigue informándote sobre éste y otros temas de salud en https://www.clikisalud.info